La familia de George Floyd llegó a un acuerdo y recibirá US$ 27 millones

12 de marzo, 2021

La familia de George Floyd llegó a un acuerdo y recibirá US$ 27 millones

La familia de George Floyd, el afrodescendiente muerto a manos de un policía blanco el pasado 25 de mayo, llegó a un acuerdo civil con el Gobierno de Minneapolis. Recibirá una compensación de US$ 27 millones, según informaron este viernes la ciudad y los representantes del fallecido.

Este es el mayor acuerdo extrajudicial por un caso de muerte injusta de un hombre negro y envía un potente mensaje de que las vidas negras importan y que la brutalidad policial contra las personas de color debe terminar“, indicaron los abogados de la familia en un comunicado, reportó la AFP.

El acuerdo no afecta la continuidad del proceso penal contra el agente Derek Chauvin y tres compañeros más por la muerte de Floyd, que se inició esta semana con la designación del jurado. Además, un juez de Estados Unidos volvió a imputar ayer a Chauvin de homicidio en tercer grado por la muerte de Floyd, una decisión que da al jurado una nueva opción para condenar al acusado. 

Siguiendo la petición de la Fiscalía, el juez Peter Cahill, de Minneapolis, Minnesota, dijo en un comunicado que había decidido “restaurar el cargo de homicidio en tercer grado, que estaba incluido en un principio en este caso”. “Esta no es una decisión que vaya a influir a los otros tres acusados, quienes se presentarán ante la corte más adelante”, agregó el juez Cahill, informó la agencia de noticias Europa Press.

El expolicía Derek Chauvin, que se ha declarado inocente en todo momento, también está imputado por homicidio en segundo grado y homicidio involuntario.

El 25 de mayo de 2020 Chauvin y sus compañeros detuvieron en Minneapolis a Floyd, acusado de intentar pagar una cuenta con un billete de 20 dólares falso. Una vez reducido el detenido, el entonces policía le aplicó una toma con su rodilla sobre el cuello durante más de nueve minutos, a pesar de que Floyd le dijo en varias oportunidades que no podía respirar, lo que determinó su muerte por asfixia.

La muerte de Floyd tuvo un gran impacto en Estados Unidos, iniciando el movimiento “Black Lives Matter” (la vida de la gente negra importa en inglés), que convocó tanto a las comunidades negras como a las blancas a las calles para protestar contra la brutalidad policial. A su vez, se produjo en un momento en donde los afroamericanos lidian con mayores tasas de mortalidad por el coronavirus y un mayor desempleo al tratar de detener su propagación.