El FMI aclaró que no se pueden reducir los costos ni ampliar el plazo para repagar la deuda argentina

25 de marzo, 2021

El FMI aclaró que no se pueden reducir los costos ni ampliar el plazo para repagar la deuda argentina

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ratificó hoy que seguirá manteniendo un “estrecho diálogo”, en el marco de las negociaciones encaradas para alcanzar un acuerdo que permita reprogramar la deuda de 45.000 millones de dólares que el organismo otorgó al país en 2018.

En la conferencia de prensa que brinda el organismo cada jueves por medio en Washington, el vocero del FMI, Gerry Rice, dijo que “nuestros equipos están trabajando juntos de manera constructiva para ayudar a fortalecer la estabilidad económica, proteger a los vulnerables y promover el crecimiento sostenible“. “Nuestro estrecho diálogo continuará”, agregó luego, al referirse a la relación entre la Argentina y el organismo.

Rice reiteró, de esta forma, los comentarios recientes de la titular del FMI, Kristalina Georgieva, luego del encuentro que mantuvo con el ministro de Economía, Martín Guzmán el martes último, en su despacho del cuartel general en Washington. “Describió la reunión con el ministro como muy buena y dijo que los equipos están trabajando para proteger a los más vulnerables y promover el crecimiento. Se sigue analizando la situación y el equipo del FMI a cargo de la Argentina sigue conversando con el equipo del país

”, expresó. 

“Las discusiones técnicas están en curso mientras hablamos”, dijo ante los periodistas, tras lo cual manifestó que desconoce cómo se desarrollará el calendario de discusiones hacia adelante. “El equipo argentino todavía está manteniendo discusiones técnicas con el FMI mientras hablamos“, enfatizó.

Rice aseguró que “compartimos objetivos con las autoridades argentinas en términos de los desafíos que enfrenta el país el pueblo argentino todos estamos de acuerdo en que necesitamos un conjunto de políticas cuidadosamente equilibradas para proteger a las personas más vulnerables de Argentina y sentar las bases para un sector sostenible, inclusivo y, de hecho, un crecimiento dirigido por los privados”.

Rice negó tener información acerca de si la Argentina solicitó al FMI revisar el costo del préstamo y, al mismo tiempo, si busca extender los plazos del acuerdo al que desea suscribirse (de Facilidades extendidas). Tampoco aclaró si ambos puntos son parte de las discusiones en curso.

Sí se refirió al tipo de línea de préstamo solicitada por la Argentina: “lo que han indicado las autoridades argentinas es que preferirían tener una Línea de Crédito Extendida para respaldar sus planes, y los desembolsos efectuados en el marco del EFF, que sean el programa acordado, se reembolsarán en un plazo de cuatro años y medio a 10 años, en 12 cuotas semestrales iguales”, dijo. “Estos términos se aplican de manera uniforme a todos los países, no solo a la Argentina

“, enfatizó.

La inquietud periodística respecto de los plazos y las tasas surgió luego de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner diera un discurso. Se refirió ayer al préstamo que recibió el Gobierno de Mauricio Macri en 2018 y la renegociación actual del mismo que llevan adelante la Argentina y el FMI. “Con los plazos y con las tasas que se pretenden no solamente es inaceptable, es un problema de que no podemos pagar porque no tenemos la plata”, dijo Cristina Fernández durante el evento con el que se recordó el 45 aniversario del golpe cívico militar.

Por último, Rice Gerry se refirió a la ampliación de los DEGS, más allá de la Argentina. “Una nueva asignación serviría para todos los países miembros; si se aprueba, una nueva asignación le daría más liquidez sin aumentar la deuda, permitiendo apoyar a los países para su recuperación y la vacunación. La última vez fue en 2009 y ayudó a que la economía se recuperara, propició la confianza y el crecimiento”, explicó.

Añadió que “las economías avanzadas y las emergentes más fuertes podrán ayudar a los países más complicados con los DEGs a voluntad; así ya se hizo durante la crisis con los recursos actuales. De este modo, se movilizaron 15 mil millones en DEGs para países más pobres”. “Estamos viendo una mejora en la economía mundial, pero hay demasiadas personas a la saga. Hay una divergencia en la recuperación global”, afirmó Rice, con saco y sin corbata, antes de anunciar que la semana próxima comenzará la reunión semianual del Fondo en formato virtual.