Autos eléctricos: Argentina se convertirá en el segundo proveedor de litio para BMW

30 de marzo, 2021

Autos eléctricos: Argentina se convertirá en el segundo proveedor de litio para BMW

La automotriz alemana BMW anunció hoy la firma de un contrato con la estadounidense Livent, radicada en Catamarca, por US$ 334 millones para la producción de las baterías de sus autos eléctricos, por el cual la Argentina se convertirá en su segundo proveedor de litio a partir de 2022, detrás de Australia.

Livent extrae litio del Salar del Hombre Muerto, en Antofagasta de la Sierra. El salar se ubica en la Cordillera de los Andes, a cuatro mil metros sobre el nivel del mar y a 1.300 kilómetros de Buenos Aires. La minera lo considera como “la fuente de salmuera de litio más pura”.

Además, Livent tiene una planta de producción en General Güemes, al noreste de la capital de Salta y cerca del límite con Jujuy. Allí se produce cloruro de litio a partir de salmuera purificada, para luego obtener litio metálico.

Lo que están diciendo

“Esto nos hará tecnológica, geográfica y geopolíticamente más independientes de los proveedores únicos”, comentó Andreas Wendt, director de compras de BMW, según la agencia DPA.

“El litio es una de las materias primas clave para la electromovilidad. Al obtener litio de un segundo proveedor, estamos asegurando los requisitos para la producción de nuestra quinta generación actual de celdas de batería”, dijo  Wendt.

Wendt explicó además que el proceso de extracción del litio llevado a cabo por Livent protege el ecosistema local.

Por lo general, la salmuera se bombea del suelo y se evapora en cuencas poco profundas, mientras que el proceso desarrollado por la firma estadounidense “devuelve la mayor parte de la salmuera al hábitat en lugar de evaporarla”, resaltó el directivo de la automotriz.

“El proceso preserva en gran medida el equilibrio entre las aguas subterráneas y las capas de salmuera y reduce el uso de la tierra”, añadió.

Foco en 2030

Para 2030, BMW espera que al menos la mitad de sus ventas globales provengan de autos eléctricos, lo que significa cerca de diez millones de vehículos de este tipo durante esta década, por lo que la demanda de litio para sus baterías aumentará en consecuencia.

La mitad de los yacimientos de litio del mundo se encuentran bajo los lagos salados en el triángulo que conforman la Argentina, Bolivia y Chile.

Según el Ministerio de Producción, la Argentina tiene una séptima parte de las reservas mundiales de litio, lo que la posiciona “en la cuarta posición global”. Además, aporta una sexta parte de la producción mundial y así “se coloca en la tercera posición del ranking”.

Para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “la Argentina tiene potencial para convertirse en el principal productor mundial de carbonato de litio, por tomar el referente que comúnmente se utiliza para mensurar la productividad del sector”.