Analizan aplicar nuevas medidas de control para que menos personas viajen al exterior

15 de marzo, 2021

Analizan aplicar nuevas medidas de control para que menos personas viajen al exterior

El Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, analizaron hoy propuestas para la “implementación de medidas adicionales de control” y nuevos anuncios para desalentar la salida de argentinos y residentes hacia países con nuevas olas y cepas de Covid-19, informaron fuentes oficiales.

Los funcionarios analizaron este mediodía modelos tomados por distintos países para evitar el ingreso de personas con coronavirus.

Entre las medidas analizadas, se encuentra la de “implementar decisiones como las de Canadá, donde cada pasajero tiene la obligación de pagarse sus test de PCR y su alojamiento de confinación de modo obligatorio”. Las fuentes agregaron que “hay preocupación por los argentinos que, aún ante el contexto regional de aumentos de casos y la aparición de nuevas cepas, todavía analizan viajar al exterior”.

Además de las medidas adoptadas por Canadá, mencionaron una de las políticas adoptadas por España, en la que “los viajeros procedentes de países de riesgo deben acreditar disponer un PCR con resultado negativo, realizado en las 72 dos horas previas a la llegada” a ese país.

También consideraron las medidas del Reino Unido, donde para ingresar o regresar los viajeros deben “proporcionar su detalles de contacto y de viaje además de presentar una prueba Covid-19 negativa antes de viajar” y luego entrar en cuarentena, en un hotel destinado especialmente “si el ingreso a Inglaterra o Escocia se realiza desde un país con prohibición de viaje”.

El coronavirus en Argentina

Hoy en una rueda de prensa, Vizzotti había declarado que “sin lugar a dudas tenemos que desalentar los viajes, la gente tiene que saber que ir a un lugar con casos, con una variante nueva, es un riesgo individual y sanitario para el país”.

Por otro lado, sostuvo que la vacuna es “una herramienta más” para minimizar el impacto de una segunda ola de coronavirus y explicó que, si aumentaran los casos, “se piensa en acciones muy puntuales, como disminuir la circulación de personas en forma focalizada y oportuna”. La funcionaria indicó que el objetivo principal del plan de vacunación “a corto plazo” es bajar la mortalidad y con ese motivo insistió con que las medidas de cuidado siguen siendo indispensables.

“Este redoblar la atención es para darnos tiempo a vacunar primero a quien tiene riesgo de morir. Entonces, aunque tengamos más casos vamos a tener un impacto en la mortalidad, porque ningún país del mundo todavía pudo interrumpir la circulación del virus”, dijo. De esta manera, “aunque haya casos y circule el virus, no se tensa el sistema de salud, se pueden atender otras patologías, el equipo de salud no se agota”, dijo durante la conferencia.

A su vez, Vizzotti insistió en la necesidad de “poner en valor el esfuerzo que hizo la sociedad desde principios del año pasado en relación con las medidas de cuidado, distanciamiento físico, incorporar el tapabocas. Fue un proceso que sucedió mientras se fortalecía el sistema de salud, que es algo muy concreto: aumentaron las camas de terapia casi en un 50%, los respiradores en un 60%, y eso es algo que hizo que nuestro sistema de salud pudiera dar respuesta siempre. Es contra fáctico lo que hubiera sucedido, pero ese objetivo se cumplió y no podemos perder de vista que el esfuerzo valió la pena”, puntualizó.

En esa dirección, planteó que ahora hay evidencia científica de cuáles son las actividades de alto y bajo riesgo. “Sabemos que, con protocolos, en actividades productivas, comerciales, sociales, inclusive turismo, disminuye muchísimo el riesgo”, precisó.

Por otro lado, la ministra de Salud reflexionó sobre el proceso de vacunación en el país y la región como “un logro muy importante a pesar de esa coyuntura geopolítica y comercial”. “El 90 % de las dosis de las vacunas contra Covid-19 está en un 10 % de los países“, recordó la ministra, lo que “muestra una inequidad que no es nueva, por lo que es un gran logro que Argentina y otros países de la región estén vacunando. Hay que poner en valor lo conseguido”. “Estamos hablando de salud, pero no podemos desconocer que hay intereses geopolíticos entre países poderosísimos y comerciales entre laboratorios”, continuó.

“Ojalá que todos los países de la región vacunen rapidísimo. No es una carrera para ver a quién le va mejor. Si en Chile bajan los casos, vamos a tener muchísimo menos riesgo. Porque están vacunando mucho, pero los casos están subiendo muchísimo. Tenemos que transmitir que la vacuna es una estrategia más”, insistió. También explicó que los compromisos de entregas de los laboratorios “no se han podido cumplir en el mundo”.

Además, “el mundo necesita insumos, filtros, jeringas, agujas, máquinas, logística de distribución” por lo cual “no es la situación puntual de un laboratorio o un país, es una situación que genera que aunque firmemos que mañana nos van a mandar vacunas, es posible que se complique”. Hecha esta salvedad, informó: “tenemos contacto directo con Gamaleya para seguir mandando vacunas, tienen el compromiso de mandar semanalmente, y hoy tenemos una videoconferencia para ver cuántas y cuándo pueden mandar esta semana, priorizando a Argentina para enviar vacunas, porque somos socios estratégicos. Mandaron 1,250 millones a principios de la semana pasada”.

También se avanza con Sinopharm, “viendo cuándo pueden venir esas 3 millones de dosis de vacunas, estamos con Covax que está haciendo convenios bilaterales con distintos laboratorios, con AstraZeneca ya está, y estamos también con 580 mil dosis de Serum Institute, de la India”.

Consultada sobre la “lentitud” en la distribución de vacunas ya adquiridas, Vizzotti declaró: “Lo que parece lento nunca fue tan rápido en la historia de la vacunación. Que de un avión (las vacunas) se suban a un camión en pista, se ‘desaduane’, se libere en INAME (Instituto Nacional de Medicamentos) y se distribuya en 24 horas, nunca sucedió”.

“Y hay gente que piensa que es lento. Tenemos el desafío de transmitir esto. La carta que firmamos en Nación los 24 ministros y ministras es eso: decir falta mucho, hay que trabajar, tenemos que mejorar, nos podemos equivocar, pero no perdamos de vista lo que estamos haciendo. La gente puede estar expectante si sabe que hay un montón de gente trabajando 7×24 para llegue la mayor cantidad lo antes posible”.

Al mismo tiempo, recordó que son las jurisdicciones locales las encargadas de distribuir y aplicar las vacunas en sus distritos. “Tenemos una Constitución Nacional que dice que la salud está delegada en las provincias. Hay un rol del ministerio de Salud que es rector y tiene la responsabilidad de adquirir las dosis, consensuar las recomendaciones, distribuirlas y apoyar a las jurisdicciones. Se hizo una resolución ministerial en la que hay grupos prioritarios y se invita a las provincias a adherir a esta campaña que es voluntaria”, dijo, al apuntar a “la autonomía de gestión de las provincias”.

Por último, la ministra recalcó que las provincias tienen “capacidad de respuesta y se está viendo que pueden escalar la vacunación”.