Alberto Fernández sostuvo que es “incomprensible” que causas como la de dólar futuro sigan abiertas

5 de marzo, 2021

Alberto Fernández sostuvo que es “incomprensible” que causas como la de dólar futuro sigan abiertas

El presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que causas judiciales como las de “dólar futuro” o la del Memorándum de Entendimiento con Irán es “incomprensible que sigan abiertas” y dijo que en la Justicia se sabe de la “debilidad de esas imputaciones”.

“Hace mucho tiempo que lo vengo planteando, aún cuando no estaba en buenos términos con Cristina, yo ya planteaba que era algo escandaloso y lo sigo creyendo. Ha llegado el momento en que alguien empiece a revisar lo que ha pasado en justicia”, dijo el mandatario en declaraciones a C5N tras un acto en el Hospital Bicentenario de Ituzaingó.

Al ser consultado por la presentación que ayer hizo la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ante la Cámara Federal de Casación Penal, él aseveró que “hace dos años que están para pasar a juicio oral y no empiezan porque saben de la debilidad de la imputación“. En ese marco, la Vicepresidenta aseguró que la causa conocida como dólar futuro se “manipuló al calor del proceso electoral” de 2015 y que con la operatoria de ese tipo de contratos no se le generó ningún perjuicio al Estado, por lo que exhortó a los jueces que deben decidir si se hace el juicio oral o no a que “apliquen la ley”.

La escuché a Cristina y en parte a Axel (Killof) que explicó muy bien la parte técnica“, continuó Fernández, quien señaló en respuesta a dichos de la oposición que a Cristina “no se la pueden tratar de mentirosa porque todo lo que dijo es verdad”. “Cuando se quedan sin argumentos, nos ensucian. Los que no pueden explicar ante la historia son ellos. Les molesta que Cristina les diga la verdad simplemente“, indicó.

En tanto, el mandatario agregó: “Uno puede estar en desacuerdo con una medida política pero no es un delito“. En este sentido, insistió con que “la política debe dejar de judicializarse y la justicia de politizarse”. “Uno puede estar en desacuerdo que en el ministerio de Salud se haya vacunado gente pero no es un delito. Puede recibir una crítica ética, moral y un cuestionamiento político pero convertir cualquier acción en un delito, es algo que hay que pararlo”, determinó.

Asimismo, observó que el “mal funcionamiento” de la Justicia se observa actualmente cuando “uno quiere adoptar un chico, cuando una quiebra tarda 20 años en declararse, cuando los femicidios están preanunciados y ningún juez los evita”. “No hablo de un puñado de causas sino de la gravedad institucional que esto pasa y tenemos que superarlo“, sostuvo.

Por último, recordó que en su mensaje del 1 de marzo último ante la Asamblea Legislativa le pidió al Poder Legislativo que “tome cartas en el asunto”. “Debe investigar el Congreso, no yo“, concluyó.