Por tercera vez, YPF mejoró su propuesta para la refinanciación de su deuda

1 de febrero, 2021

YPF de nuevo mejoró su propuesta para la refinanciación de su deuda

El directorio de YPF mejoró su propuesta de refinanciación de deuda, por un total de US$ 6.600 millones. Lo hizo con una combinación de efectivo y nuevos títulos garantizados con vencimiento en 2026 ofrecidos a los tenedores del bono con vencimiento en marzo 2021, informaron fuentes de la compañía.

De acuerdo con la empresa, este título es el objetivo principal de la transacción en el marco de las restricciones cambiarias que imposibilitan a la compañía pagarlo en su totalidad al vencimiento. Señaló que se trata de “un último esfuerzo por acercar posiciones con los inversores”. De esta manera, se aseguró que YPF responde “una vez más y proactivamente” a las sugerencias específicas de ciertos tenedores, en las conversaciones que se desarrollan desde hace semanas cuando se lanzó el proceso de reestructuración al mercado.

En virtud del rebalanceo entre efectivo y títulos, los tenedores del bono 2021 recibirán una mayor cantidad de efectivo, reduciendo en igual medida los nuevos bonos garantizados con vencimiento en 2026 entregados en contraprestación por sus títulos ingresados en el canje.

Con este ajuste la empresa espera alcanzar con éxito el final del proceso en curso que por cuestiones regulatorias y legales debe concluir a más tardar el día 12 de febrero, fecha máxima para la liquidación del canje y emisión de los nuevos títulos. El plazo de aceptación vence el viernes 5.

Los voceros de YPF consultados destacaron que se espera contar con la participación de un número importante de sus inversores y lograr así los objetivos buscados en el marco de la oferta que fuera iniciada el pasado 7 de enero.

Refinanciación de la deuda de YPF

El 8 de enero pasado YPF lanzó la propuesta de canje con el objetivo de generar las condiciones para promover un plan de inversiones que permita revertir la tendencia negativa en la producción de petróleo y gas. Así se buscó fortalecer la estructura de garantías del bono respaldado con flujo de exportaciones con vencimiento en 2026, y atender la preocupación de los inversores sobre la inexistencia de flujos durante los próximos dos años.

Tras una fallida primera convocatoria a sus tenedores de bonos del 25 de enero, la petrolera realizó la semana pasada una primera mejora a su oferta inicial. Respecto del flujo de intereses durante los próximos años, la compañía incorporó en la mejora de la semana pasada el pago de cupones en los tres nuevos bonos a tasas del 4% para el 2026, 2,5% para el 2029 y 1,5% para el 2033.

Adicionalmente, para incrementar el valor económico de la propuesta de canje, la empresa incrementó la tasa de interés de los nuevos bonos 2026 y 2029 del 8,5% al 9%, aplicable desde enero de 2023.

Por otro lado, modificó las estructuras de amortización de los nuevos bonos 2026 y 2029 para acortar la vida promedio, entre otras. Además, mantiene para el 11 de febrero su segunda convocatoria de Asamblea General Extraordinaria de acreedores.