Vacunas y libros en la interna de Juntos por el Cambio

25 de febrero, 2021

Vacunas y libros en la interna de Juntos por el Cambio

Por Augusto Milano

El llamado vacunagate es una oportunidad para marcar diferencias con el Gobierno, pero también entraña riesgos para la coalición opositora. Por un lado, encuentra un tema en el que le resulta fácil cuestionar al Gobierno dado el proceder incorrecto de muchos funcionarios. Pero por el otro, corre el riesgo de quedar atrapada y concentrada en denuncias sobre cuestiones institucionales dejando relegados a un segundo plano otros temas sobre los que necesariamente debe hablar si pretende ganar elecciones en el marco de una realidad social tan compleja como la que vive el país.

“Pretender salvar la República está muy bien, pero necesitamos incorporar otros temas a nuestro discurso para atraer a otros segmentos del electorado” reconoce un referente del PRO bonaerense. Que además advierte que puede haber un problema de timming, porque, si el proceso de vacunación avanza y se llega en una mejor situación sanitaria a las elecciones el tema perderá intensidad. Si los ciudadanos sienten el alivio de estar vacunados, les importará menos que muchos políticos lo hayan antes aunque no les correspondiese.

Pero en JxC quieren avanzar en este tema como quedó en claro en la conferencia que realizaron ayer los presidentes de los partidos que lo integran y de los bloques parlamentarios. Los alienta que el Gobierno sigue ofreciendo flancos en este tema porque las declaraciones del Presidente en México señalando que “no existe tipo penal alguno que castigue a quien vacune a quien se ha adelantados en la fila” soslaya que no se está frente a un problema de naturaleza jurídica sino eminentemente político. La estrategia del Gobierno es clara. Hubo una rápida reacción inicial con el desplazamiento del ministro González García, pero a partir de allí intenta frenar la sangría y demostrar que se trata de casos aislados, que serán investigados, pero no de una organización montada para vacunar a los amigos del poder.

Este contexto favorece a los sectores del PRO más duros con el gobierno que se diferencian de aquellos que procuran evitar el camino de la polarización creciente porque la consideran una mala estrategia para ganar elecciones, y peor aún para gobernar.

Patricia Bullrich, quizás la figura política del PRO que estuvo más activa este verano, es la abanderada del discurso confrontativo que es incómodo para la estrategia dialoguista de Horacio Rodríguez Larreta. Nuevamente aparecen las opiniones divididas: hay quienes admiten que el protagonismo de Bullrich es útil para evitar la fuga de votos por derecha mientras que otros advierten en ese caso se corre el riesgo de cederle al peronismo el espacio político que ocupan los moderados.

Mientras Bullrich avanza no está claro el papel de otra figura clave del PRO: María Eugenia Vidal. La exgobernadora definiría su participación en las elecciones de este año hacia fines de abril según sus allegados. Esto genera un estado de indefinición en la provincia de Buenos Aires porque se esperaba que confirme su voluntad de encabezar la lista de diputados y a partir de allí ordenar el resto. Sin esa decisión, todo se complica. Además, no se descarta que Vidal “juegue” en la CABA y eso alteraría todo el escenario porque podría darse una primaria contra Bullrich.

Por otra parte, marzo y abril serán meses literarios para el PRO. A mediados del mes que viene Mauricio Macri presentará su libro Segundo Tiempo, título que puede incomodar a Rodríguez Larreta aunque, para seguir con las metáforas futboleras, todo indica que si Juntos por el Cambio sale a la cancha a jugar los segundos 45 minutos, el expresidente estará en el banco.

Un mes después, saldrá el libro de María Eugenia Vidal. Quienes lo han leído sostienen que es bastante autocrítico, “demasiado” según un colaborador cercano. Pero ser autocrítica también implica ser crítica de la gestión de Macri por lo que cabe esperar que el boom literario le abra paso a un debate intenso sobre el papel del PRO en el futuro.