La OMS insiste en la prevención para frenar el avance de la cepa británica del coronavirus

5 de febrero, 2021

La OMS insiste en la prevención para frenar el avance de la cepa británica del coronavirus

La filial europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su preocupación por la propagación de la variante británica de coronavirus en el continente y llamó a los países a redoblar las medidas para frenar su expansión. El organismo recordó que la nueva cepa, que ya fue detectada en 30 países de Europa, se expande más rápido entre las personas, independientemente de la franja etaria.

Si no redoblamos las medidas para frenar su propagación, habrá un mayor impacto en los servicios sanitarios que ya de por sí están presionados“, alertó Richard Pebody, vocero europeo de la OMS, citado por la agencia de noticias Europa Press. Además dijo que se espera que la circulación continua del virus resulte en la detección de más variantes con el tiempo.

Por ello, la OMS destacó la necesidad de que los países aumenten la secuenciación de los casos de coronavirus y redoblen las medidas sociales y de salud pública que está demostrado que “funcionan” como, por ejemplo, la realización de pruebas, el aislamiento de los casos, el rastreo de contactos y su cuarentena, y el tratamiento de los mismos.

El coronavirus en Europa

En España, se detectaron 449 casos de esta variante y 55 casos están pendiente de secuenciación, según el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Se espera que para fines de febrero o principios de marzo la variante británica represente el 50% de los contagios, aunque advierten que en algunos territorios esto podría ocurrir antes.

Pese a los temores por la nueva cepa, algunos países, como Polonia, avanzan en el alivio de algunas restricciones. El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, anunció hoy la apertura de hoteles y cines aunque estableció que lo hagan al 50% de su capacidad. Constató que en el país se observa una “estabilización de la morbilidad, aunque el número de los decesos despierta preocupación”, y al definir esta situación como una “estabilización frágil”, señaló que todavía sería prematuro retornar a la plena normalidad económica.

El alivio de las medidas empezará a regir a partir del próximo viernes y estará vigente durante dos semanas, informó Morawiecky. Los restaurantes, gimnasios bares y cafeterías, permanecerán cerrados y siguen prohibidas las reuniones de más de cinco personas.

Por otro lado, Hungría anunció que está evaluando la vacuna Sputnik V, con lo que podría convertirse en el primer país europeo en administrar el fármaco ruso. El primer ministro, Viktor Orban, dijo durante una entrevista de radio que las autoridades sanitarias estaban realizando las pruebas finales de la inoculación y agregó que la china producida por la empresa estatal Sinopharm también se estaba sometiendo a evaluaciones. Desde que se detectó el primer caso, el país registró casi 372.000 contagios y casi 13.000 muertos por coronavirus.

 Hungría compró 2 millones de dosis de la vacuna rusa y 5 millones de dosis de la china. “Todas las personas mayores de 60 años que deseen vacunarse recibirán una inyección antes del 15 de marzo”, afirmó Orban y agregó que antes del 1° de abril podrían ser vacunados más de 2 millones de húngaros, un 20% de la población.