Detectan nueva cepa del coronavirus en Reino Unido

16 de febrero, 2021

Detectan nueva cepa del coronavirus en Reino Unido

Científicos británicos identificaron otra nueva variante del coronavirus con mutaciones potencialmente preocupantes, informaron hoy medios locales.

Investigadores de la Universidad de Edimburgo detectaron en el Reino Unido una nueva cepa del virus, que denominaron B1525. Esta presenta mutaciones preocupantes identificadas también en las variantes sudafricana y brasileña. Estas están asociadas al aumento de la capacidad del virus para evadir algunas de las defensas del organismo, según la cadena BBC.

Si bien aún es pronto para determinar el riesgo de esta nueva variante, su presencia fue reportada en al menos una decena de países. Entre ellos, se destacan el Reino Unido (con 32 casos), Dinamarca (35), Nigeria (12), Estados Unidos (7), Ghana (4), Australia (2) y Jordania (2).

Coronavirus en el mundo

A más de un año del inicio de la pandemia, la Covid-19 infectó a más de 109,3 millones de personas en el mundo y mató a más de 2,4 millones, según el balance independiente de la Universidad Johns Hopkins. Mientras la gran mayoría de los países mantienen restricciones para frenar su propagación, la inmunización contra la enfermedad avanza mucho más lento de lo previsto y de manera desigual. 

Más de 180 millones de dosis de vacunas fueron administradas en al menos 96 naciones o territorios, según datos oficiales. No obstante, los países de renta alta y media alta (según el Banco Mundial) concentran más de nueve de cada 10 dosis (93%), mientras que solo albergan a una mitad (53%) de la población mundial.

En un intento de poner fin a este desequilibrio, Unicef informó que acordó con 16 aerolíneas internacionales realizar la distribución masiva de vacunas, medicamentos esenciales y dispositivos médicos a 100 países para responder a la pandemia. Mediante la nueva Iniciativa de Transporte Aéreo Humanitario, las compañías aéreas apoyarán la distribución de las vacunas ligadas al mecanismo Covax, la coalición mundial que procura garantizar el acceso rápido y equitativo de todos los países a las vacunas contra la Covid-19 independientemente de su nivel de ingresos.

“La distribución de estas vacunas vitales es una tarea monumental y compleja, teniendo en cuenta las inmensas cantidades que deben ser transportadas, las necesidades de la cadena de frío, el número estimado de entregas y la diversidad de las rutas”, explicó Etleva Kadilli, directora de la División de Suministros de esta agencia de la ONU.

Según el plan de distribución y asignación de Covax, 145 países recibirán a partir del primer semestre de 2021 las dosis que se usarán para vacunar a una media del 3% de la población de esas naciones. No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) otorgó su aprobación de emergencia a la vacuna de Astrazeneca, lo que favorecerá la distribución de cientos de millones de dosis en países desfavorecidos.

En América Latina, una de las regiones más golpeadas por el virus con más de 20 millones de infectados y 642.000 fallecidos, la inoculación avanza de manera desigual y en algunos casos con irregularidades, como en Perú, donde miembros del Gobierno se vacunaron antes del inicio de la campaña.

En Europa, donde la campaña de inmunización masiva avanza con menor velocidad de lo esperado, la farmacéutica estadounidense Johnson&Johnson solicitó la autorización para su vacuna en la Unión Europea, informó hoy la agencia sanitaria europea (EMA), que podría tomar una decisión hacia mediados de marzo. La Comisión Europea “está lista” para autorizarla en cuanto la EMA la apruebe científicamente, dijo su presidenta, Ursula von der Leyen.