Moody’s sostuvo que el Consenso Fiscal es positivo para las provincias

26 de febrero, 2021

Moody’s sostuvo que el Consenso Fiscal es positivo para las provincias

La firma Moody’s afirmó hoy que el Consenso Fiscal votado esta semana por el Senado es “positivo en términos crediticios” para las provincias, ya que ayudará a fortalecer sus finanzas sumando ingresos por aproximadamente $70 millones. Subrayó que se verán beneficiados especialmente Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe y Córdoba.

El aplazamiento del recorte de impuestos con crédito positivo dispuesto esta semana por la Cámara Alta ayudará fortalecer sus finanzas en medio de la pandemia de coronavirus”, aseguró la calificadora.

El miércoles pasado, el Senado aprobó un acuerdo para permitir a las provincias posponer hasta diciembre de 2021 ciertos recortes de impuestos que se acordaron con el gobierno federal en 2017. Los aplazamientos de reducción de impuestos son principalmente tributos sobre el volumen de negocios, que representan alrededor del 75% de los ingresos fiscales de fuente propia en las provincias.

Entre enero y octubre de 2020, la recaudación de impuestos de fuente propia de las provincias creció un 23% un año antes, significativamente por debajo de la tasa de inflación de los últimos 12 meses, del 37% a octubre 2020“, indicó en el trabajo.

Según la calificadora, las provincias que más se beneficiarán de la medida son aquellas que dependen más de los ingresos de fuente propia que de las transferencias federales, entre las que se encuentran Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe y Córdoba. Agregó que “solo tres de los 24 gobiernos regionales de Argentina se negaron a entrar en el acuerdo, incluida la Ciudad de Buenos Aires, uno de los gobiernos regionales más importantes del país”, La Pampa y San Luis.

La ley también prohíbe a las provincias aumentar su stock de deuda en moneda extranjera por un año. La exposición a la deuda en moneda extranjera sin cobertura es uno de los principales desafíos crediticios para las provincias y un motor para la reestructuración de la deuda porque el peso argentino se ha depreciado bruscamente, alrededor de $ 19 por dólar estadounidense a fines de 2017 a alrededor de $ 84 a fines de 2020, y el acceso al mercado está severamente restringido”, indicó Moody’s.

La nueva medida no se aplicará al endeudamiento con entidades multilaterales, nueva deuda para financiar gastos de capital u operaciones de gestión de pasivos, y no afectará la deuda en curso procedimientos de reestructuración.