MEP, CCL y “blue”: todas las brechas cambiarias están debajo de 60%

19 de febrero, 2021

MEP, CCL y “blue”: todas las brechas cambiarias están debajo de 60%

La situación cambiaria empezó a mejorar hacia fines de 2020. No fueron los motivos virtuosos sino el supercepo a los dólares oficiales. No incluyó sólo a ahorristas e importadores sino a empresas, que se vieron forzadas a renegociar sus deudas para evitar sumar presión en el mercado oficial. Hacia fines del año pasado, el BCRA empezó a comprar dólares.

El 2021 trajo mejores noticias: se consolidó la suba de las commodities y, con eso, la cosecha se “revalorizó” por el efecto de los precios. Había una duda, aun: la gravedad de la sequía. Eso determinará el otro componente de la cosecha: las cantidades. Hacia fines de enero, sin embargo, el clima se dio vuelta y la cosecha gruesa se enderezó. Un bálsamo por partida doble para el “Plan Aguantar”: supercepo por el lado de la demanda y supercosecha, por el de la oferta. No es casual que el ministro de Economía, Martín Guzmán, haya cambiado el discurso y ahora diga que buscarán apreciar el peso.

Las expectativas de rendimiento en el centro del área agrícola nacional mejoraron tras las lluvias de las últimas semanas y la temperatura templada que se dio sobre la región, aunque serán necesarias precipitaciones a corto plazo sobre el norte y sur del país para definir rindes, indicó ayer la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). Días antes, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) había elevado la estimación para la cosecha de soja a 49 millones de toneladas y la de maíz, hasta 48,5 millones.

Más allá del enojo de los acreedores, un riesgo país bien arriba de los 1.000 puntos, la inflación en ascenso, un Gobierno más “agresivo” con las empresas y el zigzagueo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el dólar sigue calmo. Y no sólo el oficial: el MEP y el CCL siguen bajando. Ayer, cerraron en $141,77 y $145,82, respectivamente. La brecha entre el MEP y el dólar minorista Banco Nación ($93,75) se metió debajo de 50%. Si se usa el dólar mayorista, la brecha es de 51% mientras que la del CCL es de 53%. El “blue”, cada vez más lejos de los temerarios $195, se metió debajo de $14, con una brecha de 58%.

Además de la venta de bonos de “manos amigas”, el impuesto a la riqueza está sumando una nueva presión transitoria a la baja debido a la venta de ahorros en dólares para afrontar el gravamen, pagadero en pesos. “Qué lindo sería ahora un overkill de tasa para acelerar el ‘unwind’ de posiciones MEP/CCL apalancadas en tasa de pesos”, dijo ayer Federico Furiase (EcoGo). Un mensaje al BCRA para hundir aún más la brecha cambiaria: más tasa en pesos. Parece difícil por ahora.

“Todo es posible gracias a un marco global y climático soñado”, dijeron desde Delphos. “La soja en US$ 500 por tonelada y las generosas lluvias de febrero despejaron el frente externo y le aseguraron al Gobierno los dólares necesarios para ejecutar su plan electoral anclando algunas de las principales variables económicas y financieras. ¿Por qué los anuncios de Guzmán llegaron ahora? Porque el cabo suelto era el clima, que se inclinó para el lado del gobierno luego de los milímetros caídos en las semanas previas”, explicaron en Delphos. Por ahora, esa es la música del mercado, y es buena, aunque no perfecta. Pero, sigue siendo Argentina, hay elecciones en unos meses y la pandemia no fue derrotada.