Matías Kulfas: “Dialogamos con el campo sin resignar ninguna herramienta del Estado”

8 de febrero, 2021

Matías Kulfas: "Dialogamos con el campo sin resignar ninguna herramienta del Estado"

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó hoy que el diálogo con los representantes de la agroindustria no significa “resignar ninguna herramienta” del Estado.

En declaraciones radiales, el funcionario recalcó que “acá no se busca demonizar a nadie. No se dice que el campo es culpable de nada, todo lo contrario. Estamos dialogando. De ninguna manera está cerrado el diálogo, sino que buscamos soluciones“. “Lo que hemos vivido en los últimos dos meses es un proceso de incremento muy fuerte de los precios internacionales de los productos agrarios en los principales mercados del mundo”, recordó.

Según Kulfas, este escenario genera “dos efectos: el positivo por exportaciones con mayor valor en dólares, y también que ese nivel de precios internacionales redunde en mayor nivel de precios internos de los alimentos”. “Argentina necesita reducir su inflación. Está la preocupación de que estos aumentos no impacten en la estructura de costos. Ha habido mesas de trabajo. Algunas ya dieron resultados como el caso del aceite de girasol. En otros sectores todavía es un poco más lento pero no está cerrado el dialogo”, explicó el ministro.

Tras los acuerdos firmados por carnes y aceites, indicó que se está “trabajando con el sector de frutas y verduras apuntando a un aumento de la oferta”. Sin embargo, reconoció que “se hace más complejo por tratarse de un sector muy diseminado”.

Respecto a un eventual acuerdo de precios y salarios en el corto plazo, adelantó que la idea de Jefatura de Gabinete es convocar a sindicalistas y empresarios a reuniones por separado en los próximos días. “Trabajamos con el objetivo de que cada sector asume compromisos de precios y pauta paritarias para que el salario real le gane a la inflación”, concluyó Matías Kulfas.

Puja entre el Gobierno y el Campo

La relación entre el campo y el Gobierno se ve desgastada luego del cierre temporal de las exportaciones del maíz a principio de año. La semana pasada, la tensión creció cuando la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, aseguró que “no se descarta una suba de retenciones” a las exportaciones de materias primas para frenar la suba en los precios de los alimentos, aunque subrayó que el Gobierno apuesta “al diálogo” con los productores.

Días después, el presidente Alberto Fernández advirtió que podría “subir las retenciones o poner cupos” si los exportadores de alimentos trasladan a sus productos “los precios internacionales”. Dejó en claro que “el Estado sólo tiene dos canales para resolver el problema, dos herramientas que preferiría no usar: subir las retenciones o poner cupos, decir esto no se exporta. Y no hay mucho más tiempo para que decidan“.

Ante estas declaraciones, los dirigentes del campo amenazaron con reaccionar ante la eventual suba de retenciones o la asignación de cupos de exportación. “Si avanzan con esto, es muy probable que haya conflicto”, advirtió el titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, que señaló que próximamente la Mesa de Enlace se reunirá para evaluar esto y definir qué hacer al respecto.

Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Carlos Vila Moret, señaló que las declaraciones del Presidente y de los funcionarios “son preocupantes porque desconocen la dinámica de la formación de precios y parten de una mirada prejuiciosa en la que el campo y los productores son siempre los culpables”. “Lo que hay que hacer es producir más. En la medida en que la agricultura y la ganadería sean negocios rentables, más productores se volcarán a ellos, lo que engrosará la oferta y hará que los precios sean razonables”, explicó.