Lacalle quiere descorsetar el Mercosur

19 de febrero, 2021

Lacalle quiere descorsetar el Mercosur

En el último tiempo, Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay, ha mantenido reuniones bilaterales con todos los presidentes de los países miembros del Mercosur. A todos les ha hecho saber que su prioridad es la flexibilización de las normas comerciales del bloque.

La última reunión que tuvo fue el miércoles pasado con su par paraguayo, Mario Abdo Benítez, en la que ambos mandatarios expresaron su intención de “abrir el Mercosur” para que cada miembro negocie individualmente con terceros países. “La vocación paraguaya de abrirse al mundo a los codazos, que es igual a la uruguaya y es parte de nuestro éxito histórico, sigue vigente y con más fuerza”, dijo Lacalle Pou, el miércoles, tras el encuentro con Abdo Benítez en Punta del Este.

A comienzos de este mes, el presidente uruguayo se había reunido con Jair Bolsonaro en Brasil y habían dado un mensaje similar, mientras que a fines de 2020 se encontró con Alberto Fernández en Uruguay, donde también conversaron sobre este asunto.

Esta estrategia del presidente oriental fue anunciada por él mismo durante su campaña presidencial en 2019, apuntando a que Uruguay sea más competitivo en su comercio exterior. Su idea es que el bloque regional no sea un “corsé”, como lo ha denominado en varias ocasiones. En esa línea, otro de sus objetivos es que entre en vigor el histórico acuerdo comercial entre el Mercosur y la UE, que actualmente fue puesto en duda por las políticas medioambientales brasileñas.

Ahora, la intención de Lacalle Pou es impulsar una cumbre para fines de marzo, en Foz do Iguazú, con el fin de celebrar el trigésimo aniversario de la firma del Tratado de Asunción e intentar acercar posturas en esta cuestión de apertura económica, un tema que Argentina mira de reojo pero entiende, también, que hay presión de sus socios.

Argentina y Brasil negocian bajar el AEC

Argentina y Brasil están negociando una reducción de los aranceles externos comunes (AEC, por sus siglas) para las importaciones del Mercosur. Según reportó el diario Valor de Brasil, el Gobierno de Alberto Fernández estaría dispuesto a aplicar rebajas en determinados sectores, protegiendo a los que considera estratégicos. Por su parte, las autoridades del país vecino preferirían una rebaja uniforme de las alícuotas. Las negociaciones, que iniciaron en 2019 durante la presidencia de Mauricio Macri, buscaban concretar una rebaja de más del 50%. Sin embargo, el actual Gobierno solo estaría dispuesto a llegar al 20%. Desde Brasil esperan que la medida pueda ser aplicada antes de que finalice el año para evitar costos electorales: en 2022 hay elecciones en Brasil y la industria, con eje en San Pablo, no va estar muy conforme.