La última deflación de China

10 de febrero, 2021

La última deflación de China

El índice de precios al consumidor en China registró en enero una caída de 0,3% en términos interanuales.  Los precios de los alimentos subieron 1,6% mientras que  en el resto de los productos bajaron 0,8%. 

De todas maneras, los analistas consideran que la deflación no durará mucho y que los precios comenzarán a subir en los próximos meses de la mano de un mayor consumo de la población. Los analistas estiman que la inflación podría ubicase en el 3% en la segunda parte del año. 

En ese contexto, el Banco Central tomaría medidas para moderar su política monetaria expansiva a la que recurrió para enfrentar las consecuencias negativas sobre la actividad que produjeron las restricciones que tuvieron que adoptarse frente  la irrupción del Covid-19

A su vez,  reflejando cierta divergencia en el ritmo de recuperación de la producción industrial y del consumo, el índice de precios para los productores subió en enero 0,3% en la comparación interanual y 1% contra el mes anterior.  Las proyecciones coinciden en que el índice se mantendrá en terreno positivo durante el resto del año y sostendrá  el crecimiento del sector industrial.

Por otra parte, la mayoría de los analistas estima que la economía de China habría crecido 2,3% en 2020, siendo la única de las grandes que no se contrajo, y que este año se expandirá el 8%.  En este resultado será clave el desempeño de las exportaciones que están atadas a la recuperación de otras economías, que vacunación mediante, se intensificará en la segunda parte de 2021. Por lo tanto, en los dos años signados por la pandemia, China incrementará fuertemente su participación en el PIB global.