La inflación de los alimentos no dio respiro en enero: privados midieron suba de 5%

2 de febrero, 2021

La inflación de los alimentos no dio respiro en enero: privados midieron suba de 5%

Tal como se esperaba, el Gobierno extendió ayer oficialmente el programa Precios Máximos hasta el 31 de marzo próximo a través de una resolución de la Secretaría de Comercio Interior, aunque con una menor cantidad de productos, como consecuencia de la exclusión que se hizo en diciembre y enero de varias categorías que lo integraban y que se sumaron a Precios Cuidados.

A la vez, la resolución intima a las empresas que forman parte de la cadena de producción, distribución y comercialización “a incrementar su producción hasta el máximo de su capacidad instalada y a arbitrar las medidas conducentes para asegurar su transporte y provisión durante el período de vigencia de la presente medida”.

En esta ocasión, no se autorizaron aumentos para todos los productos que hacen parte de este programa obligatorio, el cual rige desde finales de marzo de 2020. En un principio se retrotrajeron los precios de los artículos al 6 de marzo, pero a mediados de julio se autorizaron aumentos de entre 2% y 5%, y a principios de octubre se permitieron nuevas subas de entre 2% y 6%.

De esta manera, Precios Máximos cumplirá un año de aplicación. No obstante, se prevé que se siga extendiendo por lo menos unos meses más, en el marco de los controles de precios que está llevando adelante el Gobierno para frenar la inflación que se empezó a acelerar desde hace unos meses con la apertura de las actividades, y especialmente de cara a las elecciones legislativas de octubre.

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, señaló ayer que la extensión del programa se decidió para “seguir trabajando en algunas revisiones y monitoreos, cuidando particularmente los productos más sensibles y de primera necesidad y con el objetivo de seguir protegiendo el ingreso de los hogares argentinos”. En ese sentido, sostuvo que “se está atravesando un escenario de pandemia, y esto trae muchas incertidumbres, por eso desde marzo del año pasado se decidió este congelamiento en los valores de los productos que consumimos todos los días”.

“En función de eso, realizamos durante todo el año operativos de fiscalización de precios en todo el país, de manera conjunta con las provincias, los municipios y otros organismos nacionales”, agregó. Además, destacó que la Secretaría que conduce tiene “políticas y herramientas estructurales como la ampliación de Precios Cuidados, con el doble de productos que hace un año y se consolida como una canasta de bienes cada vez más amplia, robusta y representativa del consumo”.

“Esto nos permite ir saliendo del congelamiento de manera ordenada, generando más referencias en todas las góndolas”, comentó la funcionaria, mientras que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, señaló ayer que a partir de la aplicación de Precios Máximos, la Secretaría “hizo inspecciones en todo el país con más de 500 clausuras, $90 millones en multas y 5.000 actas de infracción”.

En tanto, el Gobierno avanza con acuerdos para lograr rebajas en los precios de los alimentos frescos, los cuales no están comprendidos por este programa. La semana pasada, se anunció un acuerdo con los frigoríficos y supermercados para rebajar los precios hasta 30% en los principales cortes de carnes en el país sobre los valores de diciembre.

A la vez, los funcionarios del Gobierno, sobre todo de Agricultura, vienen señalando desde entonces que están en negociaciones con otros sectores primarios para “desacoplar” precios. Tras el acuerdo vacuno, los ejes ahora son el maíz y el trigo.

Según el último reporte de la consultora LCG, que mide semanalmente el avance de los precios en el rubro de alimentos y bebidas, durante la  cuarta y última semana de enero los precios de esta categoría registraron un incremento de 1,2% respecto a la semana anterior, cuando el aumento promedio había sido de 1,9% frente a su respectiva semana anterior. El informe de la consultora señala que durante la primera y segunda semana de enero los precios de esta categoría registraron en promedio incrementos semanales de 1,2% y 1,1%, respectivamente, lo que muestra una aceleración entre la mitad y el final del mes.

La inflación de los alimentos no dio respiro en enero: privados midieron suba de 5%
La medición de LCG señala que durante el primer mes del año el índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual promedio de 4,7% durante sus cuatro semanas y de 5,5% medida punta a punta durante las mismas semanas. Además, señala que estos niveles de precios dejan un arrastre de 2,1% para febrero.