Hoy y mañana, dos “mesazas” para coordinar precios y salarios

10 de febrero, 2021

Hoy y mañana, dos “mesazas” para coordinar precios y salarios

Hoy y mañana, habrá dos “mesazas” en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada. Los anfitriones serán los principales funcionarios económicos del Gobierno y los invitados, los principales sindicalistas y empresarios del país. El menú: precios y salarios.

“No queremos solo una foto”, dicen en Casa Rosada. “Las reuniones tienen por objetivo generar acuerdos que permitan hacer converger las variables de precios y salarios para lograr una recuperación del ingreso que impulse la reactivación de la economía. La convocatoria obedece a poner en común una metodología de articulación con los distintos sectores económicos para la coordinación de políticas de precios y salarios, que sean consistentes con los objetivos de política macroeconómica del Gobierno”, dijeron ayer desde Jefatura de Gabinete ante El Economista.

“El esquema integral de política macroeconómica que lleva adelante el gobierno, se compone por la política fiscal, la monetaria y la cambiaria. El objetivo es alinear políticas y expectativas con el Presupuesto 2021 aprobado por el Congreso”, agregaron.

El encuentro de hoy, a las 11, será con los representantes de los trabajadores.

Por el Gobierno estarán presentes, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el Presidente del BCRA, Miguel Pesce; el ministro de Producción, Matías Kulfas; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

En representación de los gremios, estarán presentes Héctor Daer, de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad de Argentina (FATSA); Carlos Acuña, del Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, Garages y Playas de Estacionamiento (SOESGyPE); Andrés Rodríguez, de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN); Gerardo Martínez, de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA); Armando Cavalieri, de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS); Antonio Caló, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM); Jose Luis Lingeri, del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS); Rodolfo Daer, del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA); Roberto Fernández, de la Unión Tranviarios Automotor (UTA); Víctor Santa María, del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH); Sergio Romero, de la Unión Docentes Argentinos (UDA); Argentino Geneiro, de la La Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA); Sergio Palazzo, de la Asociación Bancaria; Hugo Moyano, del Sindicato de Choferes de Camiones; Ricardo Pignanelli, del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA); Edgardo Llano, de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA); Claudio Marín, de la Federación de Obreros y Empleados Telefónicos de la República Argentina (FOETRA); Yamile Socolovsky, Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) y Hugo Yasky, Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA). Todos.

Al otro día, el mostrador se da vuelta. A la misma hora, los anfitriones recibirán a Luis Pagani, titular de Arcor; Luis Pérez Companc, de Molinos Río de la Plata; Jean Carlo Aubry, de Nestlé; Karla Schlieper, de Mondelez; Juan Garibaldi, de Danone; Miguel Acevedo, de Aceitera General Deheza; Teodoro Karagozian, de TN Platex; Mario Ravettino, de ABC; Joaquín de Grazia, de Granja Tres Arroyos; Claudio Drescher, de Jazmín Chebar; Alberto Álvarez Saavedra, de Gador; Hugo Sigman, de ELEA; Daniel Herrero, de Toyota; Laura Barnator, de Unilever; Gabriela Bardín, de Procter & Gamble; Carlos Blaquier, de Ledesma; Martín Ticinese, de Cervecería Quilmes; Rubén Chernajowsky, de Newsan; Alfredo Coto, de COTO; Paolo Rocca, de Ternium; Everton Negresiolo, de Acindar; Javier Madanes Quintanilla, de Aluar; Sergio Faifman, de Loma Negra; Guillermo Mausel, de Solvay Indupa; Diego Ordoñez, de DOW Química / PBB Polisur; Humberto Cattorini, de Rigolleau; Javier Quel, de Tetrapak; Sergio Affronti, de YPF; Pablo Ruival, de Arauco; Christophe Dumont, de Monsanto / Bayer; Diego Pino, de Transclor; Martín Castro, de Bridgestone e Iván Szczech, de Camarco. Todos, nuevamente.

“Las reuniones tienen por objetivo generar acuerdos que permitan hacer converger las variables de precios y salarios para lograr una recuperación del ingreso que impulse la reactivación de la economía”, agregaron desde Presidencia. Si las cosas andan bien, la idea en Balcarce 50 es juntar a todos a fines de febrero con el Presidente.

El Gobierno apunta a un 2021 con recuperación del salario real. Hay elecciones y, como indica el manual peronista, el consumo lidera la economía. Si bien lo negó (en público), apunta a que las paritarias se cierren en la zona de 30%. Los bancarios lograron 29% (hasta septiembre), un número que cayó bien en la Casa Rosada. Esa será una petición hacia los gremios que, si miran el REM del BCRA, deben tener algunas dudas: marca una suba de precios de 50% para 2021. El proyecto para elevar el piso de Ganancias a $150.000, que sería aprobado pronto por el Congreso, es un incentivo extrasalarial en esa dirección.

El pedido a los empresarios será moderar las subas de precios. El Gobierno aumentó el universo de precios regulados (donde convalida ajustes bajos), pero hay otros que se escapan de su órbita. Allí, el Gobierno (y los gremios) pedirá acompañamiento al empresariado para hacer converger la inflación a la zona de 30%.

Biocombustibles: promesas tucumanas

Nos ha prometido y confirmó que va a continuar el programa de biocombustible. Nos dijo que la política de Estado es la continuidad de la mezcla de biocombustibles”, detalló Jorge Rocchia Ferro, presidente de la Unión Industrial de Tucumán, uno de los varios hombres de negocios del NOA y NEA que se reunieron ayer con Alberto Fernández en Tucumán. Otros fueron algo más cautos.

“El Norte no tiene que preocuparse por qué va a pasar con el biodiesel o el bioetanol. Allí ha habido una inversión muy grande y lo que hay que hacer es preservar esa inversión”, dijo Fernández y sugirió que el esquema de estímulos cambiará.

“Hay que hacer que las cosas funcionen porque tal como está no está funcionando. Pero que las cosas funcionen no quiere decir que se deje de producir, eso creen otros, para nosotros decir que las cosas funcionen quiere decir que se produzca, se venda y se crezca”, señaló.

“El etanol de caña (de azúcar) hizo un aporte positivo de casi U$S 1.500 millones a la balanza comercial entre 2007 y 2020, y generó cerca 7.000 empleos. Consideramos necesario e importantísimo continuar con este esquema de promoción e incorporando nuevos desafíos que mejoren su productividad y competitividad”, enfatizó, unos minutos antes, el ministro Matías Kulfas.

La Ley de Biocombustibles, creada en 2006, vence en mayo. Desde entonces, se viene otra. ¿Conformará a todos?