Retenciones: Fernández recibe mañana al agro, que se siente “humillado”

9 de febrero, 2021

Retenciones: Fernández recibe mañana al agro, que se siente “humillado”

La tensión entre el sector del campo y el Gobierno sigue en aumento, luego de que en los últimos días el presidente Alberto Fernández comentó ante los medios que está analizando aumentar las retenciones al sector o poner cupos a las exportaciones para intentar frenar la escalada de la inflación. El campo interpreta que la intención de Fernández con esta medida es confrontar con el sector y solicitaron ayer una audiencia con él directamente para debatir este tema y acercarle algunas propuestas.

Finalmente, Fernández recibirá mañana por la tarde en la Casa Rosada a la Mesa de Enlace, informaron fuentes oficiales. A la reunión prevista, para las 15.30, están convocados los dirigentes de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y Sociedad Rural Argentina (SRA).

“La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias manifiesta su más absoluta consternación ante las declaraciones del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, en las que acusa a todos los productores argentinos y al campo en general de ser los responsables del aumento de los precios y amenaza con implementar un aumento de retenciones o cupos de exportación, dos medidas devastadoras para la producción”, afirmó ayer en un comunicado.

La entidad resaltó que “pocas veces en la historia democrática se vio a un Presidente dirigirse tan injustamente a millares de argentinos por el solo hecho de llevar a cabo una actividad lícita y noble, como es la producción de alimentos”.

“Peor aún, amenazarlos públicamente frente al resto de sus compatriotas y al mundo, a partir de una acusación sin ningún tipo de fundamento, humillándolos, una vez más, con una actitud que no se condice con su investidura ni con la debida mesura e imparcialidad que debe exhibir la máxima autoridad de la Nación”, dice la misiva, casi en tono sentimental.

En el mismo, el sector pide revisar las distintas cadenas para constatar dónde se generan las distorsiones de precios, “que desde hace años suceden, en detrimento de productores y consumidores”, señalando a los impuestos sobre los alimentos. Al respecto, proponen “eliminar o reducir esos impuestos, incluso en forma segmentada si lo quisiera”, en lugar de “fijar nuevas alícuotas o cupos a la exportación”.

“De avanzar en este sentido errado, se desataría un nuevo conflicto con el campo”, advirtieron.

“Por historia, sabemos que subir retenciones o imponer cupos a las exportaciones de granos no contiene la inflación, y desincentiva a productores, con menos producción y exportaciones a largo plazo, en un país a cuyo Banco Central recurrentemente le suelen faltar divisas. Así que amplía el sesgo antiexportador y no ayuda en nada a parar la inflación. Sólo puede haber efecto por única vez, y la inflación es, por definición, dinámica”, indicó Marcelo Capello, presidente de Ieral, ante El Economista.

Capello sostiene que si el Gobierno está preocupado por el incremento de los precios de los alimentos debería entonces bajar el IVA sobre ellos, especialmente para los consumidores de bajos ingresos. “De esa manera, no desincentiva la producción”, aseguró, y señaló que la medida podría tener una motivación más política, en el marco del año electoral.

“Si se implementa la suba de retenciones, podría además formar parte de una estrategia de ‘canje’ para el Gobierno, con la posible baja del Impuesto a las Ganancias, obteniendo votos en la clase media, sin perder tantos en el campo, pues estos ya están en gran medida perdidos para el Gobierno. Suena a lógica electoral, con impacto negativo en lo productivo a largo plazo”, afirmó.

La Mesa de Enlace afirma que exacerbar el ánimo de los productores es un gran error, especialmente en un momento en que se requiere mayor producción para poder mantener abastecidos los mercados en época de pandemia, justamente a precios accesibles. “Por momentos pareciera que a muchos funcionarios la ideología les impidiera entender una de las leyes básicas de la economía de Argentina y cualquier parte del mundo: a mayor oferta, menor precio”, sostiene la Mesa de Enlace. 

Además, remarca que atacar a la producción en nombre de “la mesa de los argentinos”, además de injusto, es peligroso, ya que pretende crear una falsa dicotomía y una grieta. “La gran mayoría de los argentinos valora la actividad de los productores y el hecho de que aún en plena pandemia continuaron produciendo y trabajando, arriesgando su salud y la de sus familias. Mientras otros gobiernos destacan el rol de los productores, el nuestro nos vapulea y enfrenta con el resto de la ciudadanía”, afirmó.

Por su parte, el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Horacio Salaverri, afirmó que el sector del agro “no ocupa más del 20% dentro del componente total de precios y en el trigo es menor, de 13%”, mientras que el componente tributario “llega casi al 29%”.

“La aplicación de retenciones sólo servirá para quitarle más recursos al productor y tener un poco más de dinero por parte del Estado. Por eso decimos que estas medidas, si se aplican, son inconducentes”, enfatizó.

Para zanjar el debate, la Mesa de Enlace dice tener “un documento con 14 propuestas” que ya fue presentado a funcionarios nacionales y que contiene sus ideas sobre cómo mejorar la producción, aumentar la oferta y, así, reducir el precio de los alimentos.