En busca del acuerdo de precios y salarios

23 de febrero, 2021

En busca del acuerdo de precios y salarios

El Gobierno dará comienzo este jueves a la serie de reuniones sectoriales previstas con el objetivo de alcanzar acuerdos de precios y salarios. En primer lugar se encontrará con representantes de la cadena de producción de alimentos, después continuarán con referentes de industrias de la construcción y de productos electrónicos y electrodomésticos.

Según confirmaron ayer fuentes oficiales, el encuentro se llevará a cabo en el Ministerio de Desarrollo Productivo. Allí se darán las conversaciones con el primero de los tres sectores definidos, el jueves pasado, en la reunión de gabinete económico. En esa oportunidad, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, había anticipado que los encuentros sectoriales empezarían “con la reunión de la cadena de alimentos, tomando como punto de partida las mesas que ya están conformadas en el Ministerio de Agricultura, entre ellas las que vienen trabajando los casos del trigo y del maíz”. ” Vamos a convocar a toda la cadena de productores de alimentos en Argentina”, había destacado el ministro, quien también adelantó que “la segunda mesa es la de construcción, un sector que está en clara recuperación, muy dinámico, que transita el cuarto mes consecutivo de crecimiento del empleo”.

En este marco, tras la confirmación de la reunión convocada para este jueves, el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, reivindicó “el diálogo para la concertación económica en la emergencia como eje de cualquier acción para la recuperación y el crecimiento“. El también dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), consideró “muy importante lo de las mesas sectoriales” y subrayó la importancia de “llegar” a la reunión de este jueves, con lo que definió como “las tres C”: “Certidumbre, confianza y concertación“.

En la reunión del jueves también estarán presentes ejecutivos de las firmas productoras de alimentos Arcor, AGD, Molinos Ríos de la Plata, Nestlé, Unilever, Ledesma, Danone, Granja Tres Arroyos, el consorcio de exportadores de carnes ABC y Mondelez, entre otras, según detallaron fuentes oficiales y del sector. Además habrá representantes de los supermercados y de los productores de materias primas, por lo cual se espera la presencia de la Asociación Supermercados Unidos (ASU) y del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA).

Al mismo tiempo, estará presente el sector sindical, con la participación de representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), el Sindicatos de Trabajadores de Industrias de Alimentación (STIA) y la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys).

El sector alimenticio es el que viene registrando los mayores incrementos de precios, una tendencia que se fue profundizando durante la pandemia y en los movimientos del dólar, con su consiguiente impacto en la inflación. En ese marco, el Gobierno ha recurrido a diversos instrumentos para frenar esta tendencia, entre ellos los programas Precios Cuidados y Precios Máximos, con grandes críticas y reclamos por la rentabilidad de parte de las empresas. En suma, acordó con frigoríficos la venta a precios rebajados de ocho cortes de carne vacuna en el Mercado Central y en supermercados de todo el país.

La Secretaría de Comercio Interior comenzó a notar un incipiente desabastecimiento de productos en las góndolas, que los fabricantes atribuyeron a los inconvenientes laborales y de logística que genera la pandemia. La suba en los precios internacionales de las commodities tampoco está al margen del alza de precios, porque si bien la soja se exporta en más del 90% de su producción y su incidencia en el mercado interno es mínimo, no pasa lo mismo con el trigo para la producción de harina y el maíz como alimento de animales.

En la primera reunión que el Gobierno había mantenido con empresarios, el 11 de febrero último, en el Museo del Bicentenario, estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

Algunas de las empresas que forman parte de las conversaciones que comenzarán este jueves están entre las once grandes firmas imputadas por la Secretaría de Comercio Interior por retención en sus volúmenes de producción o falta de entrega: Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian. Sin embargo, Funes de Rioja sostuvo que, “de ninguna manera deberían afectar la capacidad de generar este diálogo”. Las empresas destacan que durante la pandemia han mantenido la producción y abastecieron en todo momento a la población.     

De acuerdo con lo previsto, tras las conversaciones con el sector de los alimentos, el Gobierno avanzará con el rubro de la construcción. En tanto, en tercer término, se ubicará el sector de electrónicos y electrodomésticos, “que también ha sido un sector con un importante nivel de demanda, producto de la pandemia”, de acuerdo con la definición de Kulfas.

Si bien por el lado del Gobierno aún no está confirmada la nómina completa de funcionarios y funcionarias que participarán de las conversaciones, lo cierto es que se da por descontada la presencia de Kulfas, como así también la de la secretaría de Comercio Interior, Paula Español y el secretario de Industria, Ariel Schale.