El mercado espera menos crecimiento en Brasil

22 de febrero, 2021

Bolsonaro sostuvo que Ford “no dijo la verdad” sobre el cierre de fábricas en Brasil

El informe Focus que publicó hoy el Banco Central de Brasil con las proyecciones de los analistas del mercado reforzó las tendencias que se venían observando.

Según la mediana de los pronósticos, la suba estimada del Indice de Precios al Consumidor pasó de 3,62% a 3,82%, ligeramente por encima de la meta de inflación de 3,75%.

A su vez, el mercado espera que el dólar se cotice a 5,05 a fin de año, y como la semana pasada cerró a 5,37, se espera una revaluación de la moneda brasileña durante los próximos meses como consecuencia de un mayor ingreso de capitales si persisten las condiciones de liquidez a nivel mundial.

De todas maneras, se trata de un pronóstico condicionado a que efectivamente continué el retroceso del dólar en los mercados globales como anticipan los analistas. El cambio más pronunciado se daría en la tasa Selic, actualmente en el 2%, pero los analistas la ubican en el 4% al cierre de 2021.

En materia de actividad volvió a ajustarse la suba proyectada del PIB de 3,43% a 3,29%, pero se mantuvo en 5,18% la expansión que se espera de la producción industrial. A diferencia de lo que ocurrió en 2020, el FMI es ahora más optimista sobre la economía brasileña que los analistas locales ya que proyecta que crecerá 3,6%.

Los números del sector externo no muestran cambios significativos con relación al Focus anterior y el desequilibrio de la cuenta corriente alcanzaría a US$ 16.000 millones mientras que el superávit comercial treparía a US$ 56.000 millones.

En cuanto a las cuentas públicas, el déficit en el resultado primario sería de 2,80% del PIB en tanto que en el caso del nominal, llegaría al 7%. Sería una mejora significativa con relación a 2020 como consecuencia del recorte de los programas de asistencia a los que obligó la pandemia y a una mayor recaudación asociada a un mayor nivel de actividad.

El crecimiento de la economía brasileña, aunque que no recuperará este año todo lo perdido en el anterior, y en particular de su sector industrial es una buena noticia para Argentina que tiene en el socio mayor del Mercosur al principal destino de sus exportaciones.