El Gobierno amenaza con subir retenciones y el campo, con volver a las rutas

8 de febrero, 2021

El Gobierno amenaza con subir retenciones y el campo, con volver a las rutas

El presidente Alberto Fernández planteó ayer la posibilidad de “subir las retenciones o poner cupos” a la exportación de productos agropecuarios para evitar que se traslade al consumidor el aumento de su precio internacional y, así, “garantizarle a los argentinos que tengan la comida que necesitan a precios razonables”. Eso mismo ya había advertido, en los últimos días, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, lo que encendió las alarmas en el sector.

“Lo que tienen que entender los productores es que los pastos no están dolarizados. La producción del maíz no está dolarizada. No pueden trasladar a la mesa de los argentinos los precios internacionales porque no producen a precios internacionales”, comentó Fernández en una entrevista con Página/12.

“Yo le he dicho al ministro de Agricultura (Luis Basterra) que todo tiene un punto límite. Les estoy diciendo públicamente que no puedo dejar que esto siga pasando, porque el riesgo es que con la pandemia todos estos productos van a seguir creciendo en su precio y no estamos dispuestos a tolerarlo”, sostuvo.

Para ejemplificar, se refirió al caso de la carne. “El productor de carne tiene la posibilidad de vendérsela al carnicero o vendérsela a China a un precio enorme. Yo necesito que ellos exporten porque necesito dólares que entren. Pero lo que no pueden es trasladar a los argentinos los precios internacionales porque no producen en precios internacionales. Ellos no producen en dólares”, afirmó Fernández.

Ante esta situación, Fernández remarcó: “El Estado sólo tiene dos canales para resolver el problema, dos herramientas que preferiría no usar: subir las retenciones o poner cupos, decir esto no se exporta. Y no hay mucho más tiempo para que decidan”.

El Presidente afirmó que no está en contra del sector del campo, sino “a favor de garantizarle a los argentinos que tengan la comida que necesitan a precios razonables”. En ese sentido, señaló la importancia de que el salario real pueda recuperarse este año.

Para ello, el Gobierno terminará de definir hoy una agenda de encuentros con empresarios y dirigentes sindicales, de modo de llegar antes de fin de mes a un principio de acuerdo sobre precios y salarios, para lo cual se busca que el salario esté unos puntos por sobre la inflación en 2021 que, según el Presupuesto, sería del 29%, aunque el mercado prevé un alza anual del 50% promedio.

La respuesta del campo: previsible

En ese marco, crece la tensión con el sector agropecuario, el  cual se alista para reaccionar ante la eventual suba de retenciones o la asignación de cupos de exportación. “Si avanzan con esto, es muy probable que haya conflicto”, advirtió el titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, que señaló que próximamente la Mesa de Enlace se reunirá para evaluar esto y definir qué hacer al respecto. Por ahora, sin confirmación de la suba, los tractores no cruzaron las tranqueras y los productores se dedican a batallar en el terreno de los argumentos.

“Tal vez piensen que en un año electoral les dé más notoriedad y posicionamiento estar en contra del campo. Pero el campo aportaba el 60% de las divisas y en 2020 aportamos el 70%”, resaltó Achetoni y criticó la intención del Gobierno de “pretender desacoplar lo único que tiene precio referencial”.

“Siguen sin entender la situación. Ellos entienden que nosotros somos formadores de precios. Primero, no lo somos. Y segundo, la participación que tiene el producto primario en el producto final es muy baja. El paquete impositivo y los demás segmentos tienen una influencia mucho mayor. ¿Por qué están tan convencidos de que manejando el eslabón primario van a manejar los precios? Es un error garrafal, pero no lo quieren entender. Y ahí es donde pensamos que hay una cuestión ideológica en contra del campo”, sostuvo Jorge Chemes, titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Carlos Vila Moret, señaló que las declaraciones del Presidente y de los funcionarios “son preocupantes porque desconocen la dinámica de la formación de precios y parten de una mirada prejuiciosa en la que el campo y los productores” son siempre los culpables. “Lo que hay que hacer es producir más. En la medida en que la agricultura y la ganadería sean negocios rentables, más productores se volcarán a ellos, lo que engrosará la oferta y hará que los precios sean razonables”, explicó. “Los productores no somos formadores de precio ni en la carne, ni en el pan ni en ninguno de los productos de la ‘mesa de los argentinos’, y la incidencia de la materia prima en el precio final es mínima”, dijo.

“Por lo tanto, creer que con medidas como un aumento de retenciones o la implementación de cupos de exportación se va a lograr una mejora para el consumidor es desconocer cómo se forman los precios y cómo gravita el valor del commodity en precio final al consumidor”, sostuvo Vila Moret. “El uso de estas herramientas ya tiene un resultado conocido en el pasado cercano: caída de la producción y de las exportaciones y, por lo tanto, una pérdida de mercados externos y un menor ingreso de divisas”, agregó.