Dólar bajo presión, bonos en baja y el mayor riesgo país del año

4 de febrero, 2021

Dólar bajo presión, bonos en baja y el mayor riesgo país del año

Por Luis Varela

Mientras en el Gobierno se festejó ayer que en enero se logró la mayor exportación de autos desde 2014, con un salto casi 10% en la cotización de YPF a pesar de la negativa de los acreedores a aceptar su canje, los números del sistema financiero mostraron que febrero está arrancando mal, con presión sobre el dólar, con bonos cayendo y con el riesgo país más alto de lo que va de este año.

Y ayer, en números concretos de lo que se negocia en la plaza financiera, volvió a vivirse más de lo mismo. Los tenedores de pesos sobrantes siguen presionando sobre los dólares financieros, por lo que manos amigas siguen vendiendo dólares para que la suba no sea mayor, todo a la espera de conseguir algún milagro que tranquilicen las aguas.

Ayer, con un día anodino en Estados Unidos, con dólar y Wall Street sin tendencia, pero con mayoría de las commodities muy firmes, en el exterior el dólar subió 0,3% en Brasil y 0,1% contra la libra y el mexicano, pero no cambió contra el euro, el yen y el chileno. Y en la plaza cambiaria local volvió a repetirse la misma pulseada: de arranque los dólares libres inician el día muy firmes, y con intervención oficial esa suba se va enfriando, pero al Gobierno le cuesta cada vez más sostener esa pulseada.

Ayer, además, el intento por frenar al dólar tuvo una decisión de comando, ya que con una inflación que sigue mordiendo, los dólares oficiales achicaron el crawling peg. El dólar turista bajó 17 centavos hasta $153,38, el oficial bajó 10 centavos hasta $92,96 mientras que el dólar blue no cambió: siguió a $153. Y el dólar mayorista subió 10 centavos hasta $87,80, con el BCRAl sumando US$ 20 millones a las reservas que ahora alcanzan a US$ 39.474 millones. Pero el dólar MEP subió 51 centavos hasta $149,34 y el contado con liquidación subió 41 centavos hasta $151,87. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 64,6% y la del CCL con el mayorista subió a 73%. Y, medidos en pesos, el euro subió 25 centavos hasta 105,67, la libra subió 15 centavos hasta 119,77 y el real bajó 1 centavo hasta  16,35.

La parte mala de esta película es que hubo un mayor aumento en el volumen negociado con titulos públicos, con precios a la baja, tanto que la cotización según el Indice del Mercado Abierto cayó a su peor nivel de los últimos cien días, con los principales bonos surgidos del cambio bajando tanto contado que el AL30 llegó a una tasa a vencimiento del 18% anual y el AL29 ya roza el 19%, nueve puntos por encima del debut del canje hace apenas cinco meses.

Y lo particular del caso es que con tanta baja en el valor contado de los bonos, el riesgo país de Argentina volvió a subir en 15 unidades, por lo que trepó hasta 1.460 puntos básicos, colocándose en el nivel más alto de lo que va de 2021, 8,4 veces por encima del riesgo promedio de países vecinos como Perú, Chile, Brasil, Uruguay y México.

En los mercados mundiales todo está moviéndose al compás de la vacunación. La Bolsa de Nueva York mostró un día anodino, casi sin cambios en ninguno de sus índices principales. Y las Bolas latinoamericanas tuvieron un comportamiento alcista, ya que los commodities siguen con precios firmes, lo cual les garantizan jugosas exportaciones.

En el mercado local se volvió a ver a los inversores con mucho más interés por las empresas extranjeras que por las locales. Con $835 millones operados en acciones y $ 2.184 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 0,3%, en un resultado más pobre que los mercados externos, a pesar de una muy buena jornada para YPF en Nueva York, que pegó un salto del 10% gracias a que el petróleo sigue escalando a nivel global.

Finalmente, casi todos los commodities siguieron mostrando precios muy firmes. Con corte de canillas de parte de los árabes, el petróleo trepó a su mayor valor en un año. Los metales estuvieron en general mixtos, tanto los preciosos como los básicos. Los granos volvieron a tener una muy buena rueda, con la soja cotizando en Chicago nuevamente por encima de los US$ 500, lo cual es un alivio para Argentina. Y las criptomonedas volvieron a tener otro pulso alcista, motivado en una serie de decisiones de estructuras empresarias que las empiezan a tener en cuenta para ser usadas como medios de pago.