Biden sobre gasoducto ruso: “Es mal negocio para Europa”

17 de febrero, 2021

Joe Biden presiona al Congreso para aprobar su paquete de estímulo económico

La Casa Blanca informó ayer que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cree que el gasoducto Nord Stream 2 es un mal negocio para Europa, y principalmente Alemania, y por eso continuarán revisando el proyecto y las sanciones que su predecesor, Donald Trump, impuso contra las empresas que colaboraran en la construcción del mismo, por considerarlo un riesgo de seguridad para el continente europeo y los miembros de la OTAN.

La gestión de Trump opinaba que el proyecto era un instrumento de coerción ruso y por eso pretendía reducir la dependencia europea de ese gasoducto, además de impulsar sus propias ventas de gas natural licuado por vía marítima.

El megaproyecto, que costará US$ 11.000 millones y alcanzará una longitud de más de 1.200 kilómetros a través del mar Báltico, tendrá la capacidad de transportar 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año desde Rusia hasta Alemania. El mismo ya está completo en más de 90% y, si las obras siguen avanzando (se retomaron hace poco), podría ser inaugurado este mismo año.

Sin embargo, pese a la “presión” norteamericana, Klaus Ernst, presidente del Comité de Economía y Energía del Parlamento Federal de Alemania, se opone a discutir este asunto con Washington. “La paralización del Nord Stream 2, así como el mecanismo de suspensión que vincularía los suministros de gas a la UE con el abastecimiento a Ucrania, no se somete a discusión”, dijo el legislador.

Sin embargo, Ernst destacó que se percibe un cambio desde que Biden llegó a la Oficina Oval, ya que ha mostrado “más disposición para dialogar” que el su antecesor republicano.