El BCRA flexibiliza requisitos para reestructurar deuda privada

25 de febrero, 2021

El BCRA flexibiliza requisitos para reestructurar deuda privada

Hoy el Directorio del BCRA decidió introducir nuevas flexibilizaciones para que las empresas lleven adelante el  proceso de desendeudamiento en dólares, “a un ritmo que resulta compatible con las necesidades de divisas de la economía y la estabilidad cambiaria”.

Así lo informó a través de un comunicado, con el objetivo de que este año 35 empresas logren exitosamente la reestructuración de sus pasivos. “Con estas nuevas medidas, se eleva de u$s1 millón a u$s2 millones los vencimientos mensuales que deben ser reprogramados y libera de esa obligación a las empresas que a lo largo de 2020 hayan reestructurado sus deudas bajo la misma indicación del BCRA y que este año enfrenten vencimientos de esas reprogramaciones. Tampoco están alcanzados los vencimientos de los nuevos desembolsos de préstamos ingresados a partir de 2020”, indicó el documento. 

“El proceso de endeudamiento externo en el período de diciembre de 2015 a diciembre de 2019 alcanzó también a las empresas del sector privado, que incrementaron en u$s19.000 millones sus deudas con el exterior. Las medidas tomadas por el BCRA permiten darle sostenibilidad al proceso encarado por esas empresas para desendeudarse, en el marco de la disponibilidad de divisas para garantizar el normal funcionamiento de la actividad económica”, explicó.

Para facilitar el proceso del desendeudamiento externo de las empresas en un marco sostenible, la entidad liderada por Miguel Ángel Pesce permitió que las empresas puedan acceder al mercado de cambios con una antelación de hasta 45 días corridos a la fecha de vencimiento para cancelar capital e intereses de deudas financieras. También pueden acceder con anterioridad a la fecha de vencimiento, cuando la precancelación se concreta en el marco de un proceso de canje de títulos de deuda. 

Además, pueden aplicar el cobro de divisas por exportaciones de bienes y servicios para cancelar capital e intereses de deudas reestructuradas. Ese mismo beneficio está disponible para la nueva deuda o las inversiones directas. En el mismo sentido, la medida tomada facilitó a las empresas exportadoras que emitan Obligaciones Negociables (ON) en el exterior, a que una cuarta parte pueda ser suscripta por personas jurídicas que tienen dólares depositados en el país.