Cristian Girard aseguró que ARBA recuperó más de $4.000 millones de evasión

5 de febrero, 2021

ARBA recuperó más de 4.000 millones de pesos de evasión

El director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, aseguró hoy que en los 14 meses de su gestión se lograron recuperar más de 4.000 millones de pesos de evasión. Estos correspondían a los impuestos inmobiliarios, a los automotores y a las embarcaciones deportivas, en sectores de alto poder adquisitivo.

“Si tomamos en cuenta todo lo que detectamos desde el inicio de nuestra gestión ya logramos recuperar $4.600 millones que se evadían en construcciones sin declarar, embarcaciones deportivas y autos de lujo”, detalló en declaraciones radiales.

Además, el titular de ARBA consignó que ese monto “equivale a cinco millones de dosis de vacunas contra el Covid-19, lo que permite dimensionar la labor de fiscalización que estamos desarrollando en el Gobierno de Kicillof para avanzar contra la evasión y el incumplimiento de los más ricos”. “Existe mucha evasión entre los sectores de mayor poder adquisitivo y más alto patrimonio en la provincia de Buenos Aires y, por extensión, en toda la Argentina”, consignó Girard, y resaltó que esa actitud es “éticamente muy reprochable”.

Girard aclaró que “la evasión es mala, siempre, pero tenemos que elegir por dónde empezar a combatirla”. “Nosotros, en la provincia de Buenos Aires, decidimos comenzar por quienes más tienen, porque esa fue la tarea que nos encomendó el gobernador Axel Kicillof”, determinó.

En ese sentido, consideró que “el gran problema de Argentina es la fuga de capitales, y la evasión y elusión fiscal que eso implica”, y agregó que “para profundizar la democracia es fundamental la igualdad”. “El cobro de impuestos es clave para reducir la desigualdad y lograr una sociedad más justa”, graficó.

Por último, sostuvo que “hay personas que tienen recursos para evadir, eludir y cuentan con estrategias para esconder su patrimonio del fisco y eso, en algún punto, termina perjudicando a la propia democracia. Por eso es central debatir quién paga impuestos y cómo los cobramos”.