Amazonas: Bolsonaro ya logró su primer “sponsor” para cuidarlo

11 de febrero, 2021

Amazonas: Bolsonaro ya logró su primer “sponsor” para cuidarlo

Las autoridades de Brasil, con el objetivo de conseguir donaciones de dinero de empresas y particulares para preservar la Amazonia, acaban de ratificar una iniciativa de búsqueda de sponsors para 120 reservas naturales (15% del total de la selva tropical), a través del programa “Adopte Un Parque”, que intentará cubrir 63 millones de hectáreas.

La medida, destinada a recibir aportes tanto de brasileños como extranjeros, es considerada por muchos ambientalistas como meramente propagandística. La misma surge como respuesta a la constante presión internacional sobre Brasil por la deforestación e incendios en el Amazonas. La presión es liderada por el francés Emmanuel Macron, pero también podría sumarse Joe Biden. A diferencia de Donald Trump, el actual presidente de EE.UU. cree que el cambio climático está ocurriendo y no es una idea de los “profetas del apocalipsis”, como dijo su antecesor en Davos ante Greta Thunberg.

Los ciudadanos brasileños que estén interesados en la iniciativa podrán adoptar una reserva ecológica por 50 reales la hectárea (8 euros aproximadamente), mientras que los extranjeros lo podrán hacer por 10 euros. Hasta el momento, la única empresa que ha decidido participar es la cadena francesa de supermercados Carrefour, quien a su vez necesita mejorar su imagen en ese territorio, debido a diversos problemas raciales entre sus empleados y consumidores. Según el periódico Estadão, la empresa francesa adoptaría la reserva de Lago de Cuniã, de , en la frontera con Bolivia, por unos 3,7 millones de reales.

Teniendo en cuenta que la primera compañía en participar es de origen francés, Bolsonaro insistió en que “Brasil y Francia no tienen por qué distanciarse”. El líder de Brasil, agregó: “A final de cuentas, somos vecinos. La mayor frontera de Francia es con Brasil (en referencia a la frontera entre su país y la Guayana Francesa): 730 kilómetros de frontera. Tenemos que ser amigos”.

Justamente es Macron quien se ha convertido en uno de los críticos más duros del mandatario brasileño, llegando a amenazarlo con que el acuerdo entre el Mercosur y la UE no sería ratificado por los países europeos si Brasil no modificaba su política medioambiental.

“Lo que podemos decir a aquellos que nos critican es lo siguiente: miren, no tenemos condiciones por cuestiones económicas de atender esta área. Vengan a ayudarnos”, agregó el líder de ultraderecha.

Pero, como era de esperar, muchas ONG criticaron la decisión de Carrefour. Cristiane Mazzetti, gestora forestal y activista, advirtió a la multinacional a través de su cuenta de Twitter, exigiéndole que no intente limpiar su reputación con el medioambiente y que se dé “prisa para cumplir sus promesas de deforestación cero”.

Ayer, el embajador de la UE en Brasil, Ignacio Ybañez, pidió más resultados para avanzar con el acuerdo de libre comercio. “Necesitamos hechos. Si no hay avances, no será posible firmar este acuerdo”, dijo a la prensa. “Seguiremos siendo exigentes con Brasil hasta que haya resultados concretos. Brasil sabe lo que hay que hacer”, dijo Ybañez, reportó Reuters. Si eso no sucede, la Comisión Europea no podrá presentar el acuerdo que tomó dos décadas negociar al Parlamento Europeo para su ratificación, dijo.