Ecuador: continúa la incertidumbre entre Yaku y Lasso

17 de febrero, 2021

Ecuador: continúa la incertidumbre entre Yaku y Lasso

Ya ha pasado más de una semana desde que se realizaron las elecciones presidenciales en Ecuador, en las cuales el candidato correista Andrés Arauz obtuvo el triunfo con el 32,71%, pero no le alcanzó para ser electo nuevo presidente. Y, pese a que los días pasan, Arauz aún no sabe contra quién deberá competir el próximo 11 de abril en la segunda vuelta: Yaku Pérez, candidato indígena y “ecosocialista” y el banquero Guillermo Lasso, de centroderecha, se encuentran en un empate técnico.

Según el escrutinio inicial, Lasso le sacó una pequeña ventaja al líder indígena (19,74% a 19,38%). Por eso, ha denunciado fraude electoral, ya que durante la madrugada del 8 de febrero estuvo durante varias horas ocupando el segundo lugar. Debido a la paridad, el Consejo Nacional Electoral (CNE) de ese país fomentó un pacto entre ambos candidatos para que se realizara el recuento de la mitad de votos en 16 provincias y del 100% del sufragio en Guayas, capital de Guayaquil. En total, serían unos 6 millones de votos.

Sin embargo, el pasado fin de semana, Lasso rompió el pacto, aludiendo que los otros 14 candidatos debían ser parte del mismo. Como era de esperar, numerosas protestas indígenas se han dado a lo largo del país, respaldando las afirmaciones de fraude de Yaku.

Por su parte, la Misión de Observación Electoral de la OEA ha manifestado su gran preocupación por la crisis política que atraviesa Ecuador y ha “sugerido” al CNE que garantice el proceso electoral.

“La MOE manifiesta preocupación sobre la falta de definiciones respecto al proceso electoral. La Misión hace un enérgico llamado al CNE para que proporcione información puntual y constante acerca del estado y avance del proceso electoral, y resuelva e informe sobre los pasos a seguir en los próximos días”, dice un comunicado del organismo. Quien también le presta una gran atención al desenlace de este asunto es el Gobierno de Alberto Fernández, que ha apostado fuerte por el delfín del expresidente Rafael Correa. Un triunfo de Arauz le permitiría ganar un aliado en la región, en donde por el momento solo cuenta con el apoyo del presidente de Bolivia, Luis Arce, exministro de Evo Morales.

“Preservar la institucionalidad en Latinoamérica debe ser prioridad de todos los gobiernos democráticos de la región. Garanticemos que los pueblos decidan sin interferencias externas de ningún tipo. El único protagonista del balotaje en Ecuador debe ser el pueblo ecuatoriano”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente Fernández.