El Gobierno porteño se reunió con gremios docentes para definir el inicio de clases

15 de enero, 2021

El Gobierno porteño se reunió con gremios docentes para definir el inicio de clases

Este mediodía se reunieron representantes del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y de los sindicatos docentes del distrito en la sede de la cartera educativa porteña para definir los detalles y la modalidad del inicio de clases en el marco de la pandemia de coronavirus.

El objetivo del Gobierno porteño es que todos los chicos vuelvan a las aulas en el ciclo lectivo de 2021. En el inicio de la reunión, los funcionarios ratificaron que las clases comenzarán el 17 de febrero y manifestaron a los representantes sindicales que “la presencialidad es una prioridad absoluta”, según relataron las fuentes.

El único gremio que se pronunció en contra de la presencialidad fue Ute-Ctera, el mayoritario en la Ciudad. En la previa del encuentro, la secretaria General del sindicato, Angélica Graciano, había sostenido que “no habrá condiciones el 17 de febrero para volver a la presencialidad” en las aulas porteñas por “el aumento de casos de coronavirus que se viene registrando”. Además planteó que “no se han acondicionado las escuelas y los docentes todavía ni saben cuándo podrán vacunarse”.

Desde la cartera educativa de la Ciudad afirmaron que, considerando la cantidad de sindicatos involucrados, habrá dos reuniones con gremios docentes para definir los protocolos: la que ya se desarrolló y otra que tendrá lugar desde las 14. Por la tarde se acercarán a la sede del Ministerio de Educación de la Ciudad, en el barrio 31, sindicalistas de los gremios Sadop, Edupec, Ademys y Sutecba, entre otros.

Mariana Scayola, secretaria general del sindicato Ademys, le indicó a Télam que la vuelta a las aulas “dependerá de la situación sanitaria en ese momento”. “El año pasado rechazamos la vuelta a la presencialidad con una cantidad de casos similar a la que hay ahora”, sostuvo. “Por un lado se rechazó el proceso de las burbujas que se había planteado, pero además hay cuestiones como el reclamo de más personal docente, más auxiliares de limpieza para acondicionar las aulas y garantizar la adecuada ventilación en clases superpobladas”, concluyó.