Capuano Lafuente (Andreani): “Pusimos nuestros recursos a disposición de manera gratuita”

18 de enero, 2021

Capuano Lafuente (Andreani): “Pusimos nuestros recursos a disposición de manera gratuita”

Por Damián Cichero

Con casi 1,8 millones de infectados y más de 45.000 muertos, Argentina ya está entre los países más afectados a nivel mundial por el Covid-19. A esto debemos sumar que, en las últimas semanas, pese a que el país se encuentra en plena temporada de verano, el número de casos ha aumentado significativamente y algunos especialistas especulan con que la segunda ola de la pandemia se ha adelantado.

Pensando en lograr la inmunidad de rebaño para bajar la letalidad del virus (y evitar una nueva cuarentena en 2021), el Gobierno llegó a acuerdos con Rusia para adquirir más de 20 millones de dosis de su vacuna Suptnik V. Además, también se ha concretado un convenio con AstraZeneca y se continúa negociando con China y con el laboratorio Pfizer.

Las primeras 300.000 dosis del fármaco ruso llegaron a territorio argentino a fines de diciembre del año pasado y, a los pocos días, comenzó la campaña de vacunación más grande e importante de la historia del país. Uno de los actores principales para que la misma haya cumplido todas las expectativas ha sido el Grupo Logístico Andreani, que también distribuirá una parte de las otras 300.000 dosis de Sputnik V que llegaron el sábado pasado.

En una entrevista exclusiva con El Economista, Lucas Capuano Lafuente, Director Comercial del Segmento de Salud de Andreani, nos cuenta los desafíos que implicó la distribución de las dosis y cómo se preparan a futuro para el ingreso de nuevas inmunizaciones.

En esta operación logística, que es una de las más grandes y rápidas, ¿cuáles son los desafíos de la distribución?

El principal desafío tiene que ver con la conservación del rango térmico que requiere esta vacuna a lo largo de todo el proceso operativo, inferior a los -18 °C. El traslado desde el aeropuerto hacia nuestra planta se realiza en semirremolques especialmente acondicionados para productos biológicos refrigerados a una temperatura de entre -18° y -30 °C. Una vez en la planta, se almacenan las dosis en una cámara de frío acondicionada entre -20 °C y -30 °C de temperatura, y posteriormente se preparan las dosis para su distribución en conservadoras especiales para distribución de vacunas, de 60 litros de capacidad, refrigeradas por debajo de los -18 °C a través de placas eutécticas o PCM (Phase Change Material, por sus siglas en inglés) y de hielo seco, garantizando 60 horas de autonomía. Se trata de un operativo para el cual estábamos preparados como grupo logístico. Lideramos el mercado con 40 años de experiencia en el desarrollo de soluciones logísticas integrales para la industria farmacéutica, con capacidad para distribuir 400 millones de medicamentos por año (60% del total del mercado), en todos sus rangos de temperatura y hacia sus distintos canales. Nuestra infraestructura cuenta con más de 5.000 m3 de almacenamiento en cámara para productos refrigerados de 2 a 8 °C, equipamiento e insumos para temperaturas bajo cero (-20 / -50 / -196 °C), además de sistemas informáticos validados para la gestión de stock y la trazabilidad de pedidos punta a punta, y control online de temperatura en cámaras de frío con emisión automática de alarmas.

Capuano Lafuente (Andreani): “Pusimos nuestros recursos a disposición de manera gratuita”
“Estamos preparados, y a disposición del Estado Nacional, para lo que se requiera de nosotros”, sostienen desde Andreani

¿La compañía obtuvo ganancias por sus servicios?

Desde Grupo Logístico Andreani, asumimos esta responsabilidad hacia la sociedad argentina con orgullo y compromiso, conscientes, como compañía logística, de nuestro rol de servicio esencial desde el inicio de la pandemia. Para el primer operativo de almacenamiento y distribución, pusimos a disposición, de manera gratuita, nuestra infraestructura, recursos y liderazgo consolidado en el desarrollo de soluciones logísticas integrales para la industria de la salud, con el fin de garantizar el cumplimiento del operativo de manera exitosa.

¿Cuánto tiempo demora el traslado y cómo llegan a las áreas más remotas?

El primer operativo comenzó el pasado 24 de diciembre, con el traslado de la carga desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza hacia nuestra planta de Avellaneda. Transportamos 56 thermopallets de vacunas Sputnik V en 3 semirremolques especialmente acondicionados para productos biológicos refrigerados a una temperatura de entre -18° y -30 °C. Luego de su almacenamiento, se prepararon los pedidos para ser distribuidos en conservadoras de frío a los 35 destinos que estableció el Ministerio de Salud en 24 provincias (Buenos Aires, CABA, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán). Gracias a nuestra amplia estructura capilar, llegamos a todos los destinos del país de manera propia, en tiempos máximos de 30 horas.

Teniendo en cuenta los niveles de refrigeración requeridos, ¿debieron adaptar sus equipos de trabajo?

Hemos reforzado nuestros procesos para alcanzar en cada etapa la temperatura adecuada. Contamos con Certificación ISO 9001 en Gestión de Cadena de Frío, garantizando todos los procesos operativos. Esto implica que todo el personal operativo, tanto en funciones de almacenamiento como de distribución, cuenta con entrenamientos permanentes en materia de aplicación de procedimientos para la preparación y distribución de productos farmacéuticos con cadena de frío. Para este operativo, se ha seleccionado al personal más idóneo considerando su experiencia en logística del segmento de la salud.

¿Cómo se preparan para los próximos envíos, los cuales llegarán en millones?

Estamos preparados, y a disposición del Estado Nacional, para lo que se requiera de nosotros como compañía logística a fin de que las vacunas lleguen a todo el país. Tenemos la estructura, el conocimiento técnico y la experiencia para hacerlo correctamente, y poder contribuir con la salud pública nacional.