PJ Bonaerense: los intendentes, en alerta ante el avance de Máximo 

7 de enero, 2021

PJ Bonaerense: los intendentes, en alerta ante el avance de Máximo 

Por Pablo Varela

“Hay malestar, pero lo apoyó Alberto”. La frase corresponde a un intendente del conurbano bonaerense del peronismo, al referirse a la eventual conducción por parte de Máximo Kirchner al PJ de la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país e histórico bastión del peronismo.

Ayer, el titular del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, lanzó una campaña de forestación con el lema #YoMePlanto. El nombre elegido para la iniciativa puede ser leída en este momento como un intento por colocar un dique ante el avance del líder de La Cámpora, que por su parte cosechó apoyo de distintos jefes comunales.

PJ Bonaerense: los intendentes, en alerta ante el avance de Máximo 
¿Una campaña de forestación o una señal política?

Pocos días ates de que finalice el año, Gray, envió un mensaje a los vecinos de Esteban Echeverría en el que se refirió a los tiempos venideros en clave de “consensos y no de imposiciones”, en línea con la idea de no ceder en la conducción partidaria.

Entre los intendentes que salieron a bancar a Kirchner se encuentran Martín Insaurralde, jefe de Lomas de Zamora y uno de los hombres con mayor ascendencia sobre sus pares. También se sumó Ariel Sujarchuk, de Escobar, Leonardo Nardini de Malvinas Argentinas y Mariano Cascallares, de Almirante Brown entre muchos otros.

El gesto del lomense no fue bien recibido por muchos de sus pares, sin embargo, fuentes en Lomas de Zamora aseguran que hay muchos consejeros, dispuestos a renunciar y de ese modo llegar a una nueva lista de unidad.

Según pudo averiguar El Economista, el kirchnerismo busca competir en los territorios ya conducidos por el peronismo clásico y dejar abierto el escenario para que haya primarias en los distritos y que la conducción de Máximo al frente del PJ garantizaría dicho esquema. Sin embargo, muchos intendentes aseguran que eso ya ha sucedido en el pasado y que el kirchnerismo ha jugado en muchos distritos gobernados por el peronismo con candidatos propios.

Entre de los puntos que cayó mal entre los intendentes renuentes al avance de Máximo, fue el acuerdo “por arriba” y sin los consensos con los actores territoriales. El apoyo explícito por parte del presidente Alberto Fernández a Máximo, deja con poco margen de la maniobra a muchos jefes comunales. A su vez, hay molestias porque los mandatos vencen en diciembre, y habría que acelerar las renuncias previo a la carrera electoral. Expresan que el problema no es el jefe de bloque de Diputados si no la manera en que buscan al nuevo esquema.

Este año, la coalición gobernante enfrentará su primer test electoral, lo que abre interrogantes. “Si se sienten afuera va haber tensión”, razonó un intendente peronista graficando que el armado de listas podría traer coletazos.

El telón de fondo de la orgánica peronista será la discusión por las reelecciones de los jefes comunales. Los intendentes evalúan cuál es la mejor estrategia, tras el guiño positivo que el presidente Fernández les envió en una reunión el año pasado. “Es la moneda de cambio”, razonó una fuente bonaerense ante este diario explicando que la conducción de Kirchner en el PJ PBA podría venir avalada con la judicialización de la ley que prohíbe las reelecciones indefinidas.

Dejá un comentario