La UIA criticó la extensión del “triple cepo” laboral

23 de enero, 2021

La UIA criticó la extensión del "triple cepo" laboral

Tal como se descontaba, el Gobierno extendió por 90 días la prohibición de los despidos sin causa, por falta de trabajo o fuerza mayor y, también, la prohibición de las suspensiones por fuerza mayor o falta o disminución de trabajo, salvo las acordadas con las organizaciones gremiales. Asimismo, regirá durante todo 2021 el pago de la doble indemnización para los despidos sin causa, con un tope de $500.000. Fue publicado hoy en Boletín Oficial, a través del decreto 39/2021.

“En el marco de las obligaciones asumidas por la República Argentina en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y con el objetivo de preservar la paz social, corresponde prorrogar las medidas transitorias, proporcionadas y razonables, con el fin de garantizar el derecho de toda persona a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante su trabajo, que le asegure condiciones de existencia dignas para ella y para su familia”, dice, entre sus considerandos.

Más adelante, agrega: “Que los principios de solidaridad y esfuerzo compartido conllevan, en el contexto de la emergencia sanitaria actual del país, la necesidad de implementar acciones eficaces destinadas a preservar las condiciones de vida y de trabajo de todos los sectores laborales en riesgo”.

Sobre el tope de $500.000 para la segunda indemnización (el que se suma al correspondiente por ley), el decreto dice: “Ante los indicios objetivos de reactivación económica, se justifica una adecuación cuantitativa por medio de la fijación de un tope en la parte correspondiente a la duplicación, que mantiene la intensidad de la tutela en los trabajadores y las trabajadoras de menores ingresos y constituye un razonable instrumento en las particulares vicisitudes por las que atraviesa el mercado de trabajo”.

La respuesta de la UIA

La extensión, si bien no sorprendió, no cayó bien en el sector empresarial y la Unión Industrial Argentina (UIA) fue una de las primeras entidades en criticar la extensión. “Medidas como la prohibición de despidos y suspensiones o el régimen de doble indemnización no apuntan en esa dirección. Van en detrimento de la necesaria ampliación de las dotaciones de trabajadores con miras a impulsar el crecimiento económico e impactan sobre el objetivo de la formalización”, alertaron los industriales.

El empleo registrado en la industria, dicen en la UIA, se encuentra desde septiembre por encima del nivel prepandemia: actualmente, lo supera en 4.500 trabajadores.

En una misiva dirigida a “las áreas correspondientes del Poder Ejecutivo Nacional”, la UIA agrega: “Entendemos que ya no están vigentes las condiciones de excepción que motivaron las medidas adoptadas el año pasado para regular el mercado de trabajo y mitigar los efectos de la crisis. El ‘triple cepo’ que implica la prórroga del esquema de prohibición de despidos y suspensiones sumada a la doble indemnización plantean un escenario de incertidumbre sobre el marco regulatorio que regirá a las nuevas contrataciones. Ambas situaciones obturan la recuperación del empleo industrial y la recuperación genuina del mercado formal de trabajo, perjudicando especialmente a sectores que tienen potencial para demandar nuevos empleos pero no encuentran certidumbre para hacerlo”.

“Consideramos crucial superar la etapa que requirió la puesta en funcionamiento de normas vinculadas a la emergencia, para ingresar en una nueva que mejore las condiciones del mercado de trabajo y acompañe la mayor demanda de empleo. Argentina debe avanzar hacia un ciclo económico que convierta a la política industrial y a las mejoras de productividad en activos para competir en el escenario global. Resulta fundamental normalizar la situación en el mercado de trabajo de forma de comenzar una nueva etapa de trabajo donde la formalización, la formación y la empleabilidad sean los ejes de la agenda futura”, concluyeron.