La soja vuela en Chicago, pero el riesgo país es el más alto en un mes

5 de enero, 2021

La soja vuela en Chicago, pero el riesgo país es el más alto en un mes

Por Luis Varela

Con 15 millones de vacunados y 1.874.000 muertos en 13 meses de pandemia (365.000 fallecidos en EE.UU.  y 43.634 en Argentina), el Covid-19 y la segunda vuelta en el estado norteamericano de Georgia (donde están en juego dos escaños cruciales al Senado de Estados Unidos) fueron los ejes principales sobre los que giraron hoy los mercados del mundo.

El (lento) avance en la vacunación y la posibilidad de que el Congreso de EE.UU. también quede en manos de los demócratas de Joe Biden son los motores que están determinando la punta de lanza del movimiento financiero, con un dólar que se sigue debilitando en el mundo y con tanta liquidez por tanto estímulo que en Wall Street nadie se anima a ponerse enfrente de la montaña de dinero, a pesar de precios burbuja en muchas de las empresas cotizantes.

La segunda ola de Covid (que no solo castiga mucho a Europa y obliga a muchos países a volver a cerrarse) provocó hoy una nueva declinación del dólar contra las monedas de los países desarrollados, pero no así en los emergentes: en el exterior, el dólar subió 2% en Brasil, 0,6% en México y 0,3% contra la libra, pero bajó 0,5% contra el yen, 0,6% contra el euro y cayó 2% en Chile.

Y en Argentina el peso siguió marcando una gran debilidad, con baja del blue, pero con suba en los otros cinco dólares de Alberto. El dólar turista subió 55 centavos hasta $149,41, el oficial subió 33 centavos hasta $90,55, pesos, el blue cayó $5 hasta $160 y el mayorista subió 11 centavos hasta $84,81.  El dólar MEP subió $1,19 hasta $143,55 y el contado con liquidación subió $1,44 hasta $143,91.  Por lo que la brecha fue del 76,7% entre el dólar oficial y blue y de 69,7% entre el CCL y el mayorista. Y, medidos en pesos, la libra subió 59 centavos hasta 115,54, el euro subió 53 centavos hasta 104,24 y el real lo hizo 3 centavos hasta 16,07.

A pesar del Covid, y de la chance de que la economía mundial tenga una recuperación más lenta en 2021, la sensible baja del dólar, que determina el euro más fuerte en 34 meses y el yen más fuerte en 54 meses, está beneficiando ostensiblemente a las commodities. Hoy  hubo una potente suba de más del 5% para el petróleo. Los metales básicos subieron más de 2%. Y los granos subieron entre 2% y 3%. Lo cual está provocando una ola de sonrisas en los mercados emergentes, en general productores de materias primas.

De esa manera, en dos ruedas operadas de 2021, las bolsas latinoamericanas están de fiesta, con subas del 2% al 4%, mientras que las bolsas de los países desarrollados están con bajas de entre 0,5% y 1%, a pesar del oleaje de liquidez que están provocando la Fed en Estados Unidos, el BCE en Europa y el BoJ en Japón.

“Sabemos que los precios son absurdamente altos, pero la montaña de dólares libres que hay en el mercado es tan grande que por ahora nadie se anima a pararse en contra del aumento. Además veremos cómo vota Georgia, siempre votó republicano, pero esta vez parece que vienen empatados, por lo que el Senado podrá quedar con Kamala Harris definiendo de qué modo se gastará el dinero en los próximos cuatro años”, remarcó un operador de Wall Street.

Con esa perspectiva, y con cepas nuevas de virus dando vueltas por todos lados, muchos inversores siguen siendo cautos y optan por abandonar el efectivo, o incluso desprenderse de algunos valores tradicionales y vuelven a darle aire a los refugios que tuvieron auge en 2020. Así, hoy hubo otra firme suba para la onza de plata y para el oro, que se están acercando otra vez al pico que anotaron en agosto. Y vimos con gran velocidad de qué modo el Bitcoin se deglutió a los vendedores: había llegado a US$ 34.500 el fin de semana, luego cayó hasta US$ 29.100 y el martes volaba nuevamente, superando otra vez los US$ 34.000.

Con ese patrón de dólar débil, commodities muy firmes y refugios muy sostenidos, las bolsas tuvieron un día positivo, luego de una apertura de año con dudas. La Bolsa de Nueva York tuvo una suba del 0,8%, con el Nasdaq arriba de todo. Las Bolsas de San Pablo y México avanzaron 0,5%. Y la Bolsa de Buenos Aires pudo subir 1,7%, con $818 millones operados en acciones y $1.750 millones negociados en Cedears.

El buen humor de la Bolsa porteña está muy ligado a la soja, que está en los mejores niveles de seis años. Y no molestó demasiado la decisión de tres entidades del campo (sin Coninagro), que realizarán un paro de comercialización de tres días a partir del lunes próximo. El mercado cambiario mostró los dólares financieros más altos en cuatro semanas, pero el blue bajó. Y eso se dio con el BCRA sumando reservas nuevamente: hoy las incrementó US$ 133 millones y ahora llegan a US$ 39.542 millones.

Sin embargo, contrarrestando estos números que parecen una foto muy positiva, los analistas ven que esta gran suba de la soja (que arañó los US$ 500 en Chicago y los US$ 335 en Rosario) terminará convirtiéndose en una copa a medio llenar: los precios son muy buenos, los más altos en seis años y medio, pero esos precios son altos por dos factores: la demanda de China y la sequía. Y Argentina tendrá mejores valores por tonelada, pero las toneladas de la cosecha serán menos, por lo que el ingreso de dólares adicionales no será tan marcado como se podría esperar.

De ese modo, es tan grande la chance de que Argentina se vuelva a perder una oportunidad increíble, con tasa internacional cero, dólares regalados y commodities con precios muy altos, que en el mercado se ven los meses que vienen con gran duda.

El moderado rebote que se espera de la economía, y la  intervención de manos oficiales para bajar al dólar blue, determinó que hoy los bonos argentinos volvieran a bajar, que la tasa a vencimiento se empinara otra vez hasta el 16,5% anual y que el riesgo país creciera en otras 17 unidades, hasta 1.417 puntos básicos, el máximo de un mes.