La vuelta de las netbooks a las escuelas y un viejo debate: ensamblar vs. fabricar

24 de enero, 2021

La vuelta de las netbooks a las escuelas y un viejo debate: ensamblar vs. fabricar

Las principales cámaras que nuclean a la industria tecnológica se refirieron a las medidas de estímulo del Gobierno durante la pandemia de 2020 y se mostraron confiados también en que este año se lleve adelante, en conjunto con el Gobierno, una reestructuración del sector para que la Argentina vuelva a fabricar computadoras, genere exportaciones, divisas y una importante cantidad de mano de obra.

500.000 netbooks

Hace dos semanas, el Gobierno anunció una licitación para la adquisición de 500.000 computadoras para el ciclo lectivo de este año, con una inversión que supera los $ 12.000 millones.

El año pasado, a partir de una acción del Gobierno, se otorgaron créditos del Banco Nación a docentes de primaria y secundaria para la compra de 25.000 computadoras. Ahora se reactivó con más fuerza el programa de netbooks educativas para alumnos de primaria y secundaria.

“Es importante que la industria tenga la oportunidad de volver a actuar y trabajar”, indicó Guillermo Feund de Cadieel, la cámara que nuclea a las Industrias Electrónicas  Cadieel, quien señaló que “este programa gatilla una reapertura más amplia de las plantas”.

En tanto, el presidente de Cadmi (Distribuidores Mayoristas de Informática), Federico Freitag, indicó que “muchas empresas mayoristas pertenecientes a la Cámara, que abrieron sus fábricas de notebooks y PCs durante 2020 no pudieron presentarse a la licitación por falta de antecedentes en la venta de estos productos al Ministerio de Educación”.

“Realmente sentimos que no es justo, ya que nos piden que abramos fábricas y luego nos miden por los antecedentes, cuando en realidad nos deberían medir por las aptitudes para poder presentarnos a estos negocios. Es obvio que si abrimos las fábricas en el 2020, no vamos a tener los antecedentes”, remarcó Freitag.

Ensamblar versus fabricar

Por su lado, Carlos Scimone, gerente de Camoca, que nuclea a Multimedia, señaló que “la decisión del Ministerio de Educación fue ensamblar, cuando podía haber exigido fabricación local”.

En consecuencia indicó que “para la industria no es mucho, al ser todo ensamble y no haber fabricación”, y afirmó que “la mano de obra que se necesita para esto es poca, no provoca una gran reactivación del sector”.

“Estoy trabajando en una ley de reestructuración de la industria electrónica nacional, con gente del Gobierno y siete cámaras empresarias”, explicó Scimone, quien destacó: “Mi ambición es que podamos fabricar y ser eficientes”.

Preciso que “la diferencia con el ensamble en cuanto a creación de empleo es de 50 a 1”, y afirmó que “en Argentina estamos en situación de competir, se puede exportar perfectamente”.

“Tenemos gente que ya trabaja para el exterior, que provee softwares, sistemas, aplicaciones. Estamos igual que Brasil, pero con mejores posibilidades de calidad”, aseguró Scimone.

Afirmó que “la fabricación multiplica la actividad y los puestos de trabajo”, y consideró que “Argentina está atrasada en informática”.

“Tenemos 28 millones de computadoras de las cuales 7 millones no sirven más. La renovación que tiene que hacer Argentina es importantísima”, indicó el ejecutivo de Camoca, quien remarcó que “durante tres años se vendieron máquinas viejas, desde que se bajaron los aranceles. Vinieron saldos de otros países que ya nadie usaba”.