Hay fusión entre Peugeot y Fiat: llega Stellantis

5 de enero, 2021

Hay fusión entre Peugeot y Fiat: llega Stellantis

Las juntas directivas de Groupe PSA (Peugeot) y de Fiat Chrysler aprobaron ayer la fusión de ambas compañías para dar origen a Stellantis, que se convertirá en el cuarto mayor grupo automovilístico del mundo teniendo en cuenta la cantidad de vehículos vendidos, con más de 8 millones por año.

La operación recibió más del 99% de votos de los accionistas de ambas empresas, por lo que la fusión se completará el próximo 16 de enero. Por otra parte, las negociaciones de las acciones de Stellantis, que tendrá su sede en Holanda, se iniciarán dos días después, el 18 de enero, en Mercato Telematico Azionario, en Milán, y Euronext, en París, y un día después, el 19, en la Bolsa de New York.

“Es una fusión histórica. Stellantis es una unión de dos socios con ideas afines, que se unen para construir algo único y grandioso. La próxima década redefinirá la movilidad. Tenemos la intención de desempeñar un papel decisivo en la construcción de este nuevo futuro, y fue esta ambición la que nos unió”, explicó John Elkann, presidente de Fiat Chrysler, quien también presidirá Stellantis. Según AutoBlog, Elkann es heredero de Giovanni Agnelli y sobrino de Cristiano Rattazzi, el histórico líder de Fiat en Argentina.

Esta unificación ya había recibido la aprobación de la Comisión Europea en diciembre, tras abrir una investigación en junio para analizar si la operación supondría una significativa reducción de la competencia en el mercado de 14 de sus estados miembros.

En total, la nueva compañía tendrá más de 400.000 trabajadores realizando funciones en 14 marcas (Citroën, Fiat, Maserati, Peugeot, Alfa Romeo, Opel, Jeep o Chrysler, entre otras) y la fusión costará 4.000 millones de euros, aunque la sinergia permitirá ahorrar 5.000 millones de euros sin realizar grandes recortes o cerrar plantas.

La iniciativa surgió en 2019, tras el fracaso de las negociaciones entre Fiat Chrysler y Renault, mientras que el acuerdo inicial se cerró en diciembre de ese año. Según las estadísticas de 2019, período en el que ambas empresas trabajaron con normalidad antes de la actual pandemia, su fusión las convertirá en el tercer fabricante a nivel mundial de automóviles teniendo en cuenta su facturación anual de 167.000 millones de euros. Además, según esos datos, su unión les permitirá tener un beneficio operativo ajustado de unos 12.000 millones, un margen operativo ajustado del 7% y un flujo de caja libre operativo relacionado con el segmento de automoción de más de 5.000 millones de euros.

Empleados de Google tendrán su sindicato

Los trabajadores de Google, una de las empresas más importantes del mundo, tendrán su propio sindicato. La medida, atípica para esta industria y en un país con baja sindicalización en general, se da luego de las crecientes demandas de los empleados del gigante tecnológico sobre salarios, acoso y ética.

Alphabet Workers Union será el nombre de dicha asociación y estará afiliada al Communications Workers of America, el sindicato de los trabajadores de las telecomunicaciones y medio de comunicación de EE.UU. y Canadá. El mismo representará a los empleados de Silicon Valley, Cambrige y Seattle, entre otras ciudades, y brindará protección y recursos a quienes se unan a través de su contribución con el 1% de su salario.

Pero, a diferencia de los gremios convencionales, este solo representará a un pequeño porcentaje de los más de 260.000 empleados de la empresa. En general, los sindicatos no han tenido gran éxito en Silicon Valley, ya que muchos de los empleados los rechazaron al considerar que no estaban preparados para analizar sus principales preocupaciones, como las cuestiones éticas o el rol de la tecnología en la sociedad.

Por ello, su principal función no será la de negociar contratos, sino la de darle una estructura al activismo en Google, el cual se ha extendido notablemente en los últimos años respecto a la discriminación salarial o el acoso sexual, como sucedió durante 2018, cuando más de 20.000 empleados realizaron una protesta por cómo la compañía manejaba estas cuestiones. Ahora, es probable que el nuevo gremio eleve las tensiones entre los directores de la empresa y los casi 400 empleados que se han afiliado.