¿El coronavirus va a eliminar el trabajo en la oficina?

5 de enero, 2021

¿El coronavirus va a eliminar el trabajo en la oficina?

A partir de los cambios de hábito que surgieron en el marco de la pandemia del coronavirus en los espacios laborales, Adecco Argentina realizó un estudio para evaluar el futuro de las oficinas post Covid-19. En la actualidad, 6 de cada 10 trabajadores en modalidad home office afirmaron que trabajan más relajados desde su casa. Mientras tanto, el 50% aseguró que les gustaría volver a hacer home office cuando todo vuelva a la normalidad. 

Sin embargo, la consultora enfocada en recursos humanos no ve viable deshacerse de la oficina por completo, en especial para sectores con oportunidades limitadas para el teletrabajo como la hotelería, la producción y el comercio minorista. Es por eso que concluyó en la implementación de un modelo híbrido como la mejor solución. 

“Las oficinas siempre han evolucionado. Como parte de su estrategia de beneficios para los empleados, muchas empresas han proporcionado instalaciones de ocio en el lugar, mesas de ping-pong, metegoles, espacios para la atención plena y la meditación, y servicios, entre otros. El concepto de oficina debe evolucionar nuevamente. El aspecto de la nueva versión híbrida – ya sea una división de tres días / dos días, o alguna otra alternativa –, variará según la situación de cada empresa o sector”, explicó la consultora a través de un comunicado.

¿Por qué aplicar un modelo híbrido?

También subrayó algunos factores a favor de la implementación de un modelo híbrido. Entre ellos se destaca la reducción de gastos y espacios que benefician la creatividad.

Primero, destacó que la oficina ayudará a mantener y mejorar nuestra salud mental. Si bien muchos trabajadores están contentos con la modalidad, no poder socializar, perderse una conversación en la oficina y sentirse incapaz de comunicarse adecuadamente a través de videollamadas contribuye a sentimientos de frustración e insatisfacción en general.

Por otro lado, indicó que es posible un trabajo en oficinas después de la pademia, pero más descentralizadas. El confinamiento ha dañado a los negocios comerciales, hotelería y de viajes relacionados, al no poder contar con las oficinas y satisfacer las necesidades de las personas trabajadoras durante su jornada laboral. Según una reciente investigación, la propuesta de aumentar espacios de oficinas “de barrio” en las ciudades es una de las formas clave de revitalizar muchos territorios “vaciados”. “A pesar de que parece que muchas personas no quieren volver a sus desplazamientos tradicionales, la opción del teletrabajo no se agota en el binomio domicilio. El 85% afirma que le gustaría trabajar de forma más local”, agregó el comunicado.

A su vez, Adecco considera que la oficina sigue siendo el lugar preferente para la colaboración y la innovación. Una de las razones más convincentes por las que las oficinas no deben desaparecer es por su papel en la colaboración entre las personas trabajadoras. Las personas necesitan compartir un espacio físico común para impulsar la innovación, la productividad y el bienestar colectivo.

“Vemos a una sociedad donde los retos del talento pasan por saber combinar diversidad, adaptabilidad y colaboración. Y a través de eso conseguiremos entornos de innovación, productividad y competitividad entre personas y organizaciones”, destacó Alexandra Manera, Directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco Argentina & Uruguay. 

Por último, el modelo híbrido post coronavirus permitirá reducir costos al tiempo de impulsar la inversión en capital humano. La flexibilidad que aporta un modelo híbrido atraerá talento y mejorará la diversidad y la inclusión al eliminar algunas de las barreras que se encuentran en un puesto de oficina a tiempo completo. 

Además, una semana laboral más corta en la oficina también crea oportunidades para reducir los gastos generales de las organizaciones. “Algunas empresas ya están decidiendo trasladarse a oficinas más pequeñas y, por lo tanto, más baratas. Estos ahorros adicionales podrían llevar a las empresas a invertir más en innovación y capital humano”, sostuvo el documento.

“No se trata de si necesitamos espacios de oficina, sino de cuánto espacio de oficina necesitamos. Parece que la estrategia más inteligente e idónea para las personas y el futuro del trabajo es el equilibrio, la negociación y buscar el propósito común en el futuro”, finalizó Manera.