Energía: Biden ya tiene su primer conflicto

28 de enero, 2021

Energía: Biden ya tiene su primer conflicto

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, confirmó ayer que una cumbre internacional sobre el cambio climático será llevada a cabo en su país el próximo 22 de abril, día en que se celebrará el quinto aniversario de la firma del Acuerdo de París, al cual EE.UU. reingresó el pasado 20 de enero.

El anuncio se dio luego de que Biden firmara varios decretos que obligan al Gobierno a eliminar los subsidios a las empresas de hidrocarburos, intentando reducir tanto la extracción de los mismos como la emisión de dióxido de carbono. Además, se puso un freno a las licitaciones para la explotación de petróleo y gas en territorios federales.

“Debemos liderar la respuesta mundial a la crisis climática”, dijo Biden, quien agregó que EE.UU. debe ser “audaz” en esta materia. “Necesitamos desesperadamente una respuesta nacional unificada”, insistió.

Incluso, uno de los documentos obliga al Gobierno a proteger el 30% de las tierras y aguas federales para 2030 y promover el desarrollo de vehículos 100% eléctricos, fabricados por estadounidenses. En parte, esto último va de la mano con las declaraciones de John Kerry en referencia a la preocupación de los empleados de estos rubros tradicionales: “Lo que el presidente quiere es asegurarse de que esas personas tengan mejores opciones, que puedan ser las personas que fabrican paneles solares”.

Sin embargo, más allá de las promesas del líder demócrata de generar nuevas opciones de empleo y su pedido de unidad, el malestar de la industria no se hizo esperar. “Restringir el desarrollo en tierras y aguas federales no es más que una política de ‘importar más petróleo'”, dijo Mike Sommers, presidente de American Petroleum Institute.

“La demanda de energía seguirá aumentando, especialmente a medida que la economía se recupere, y podemos optar por producir esa energía aquí en Estados Unidos o depender de países extranjeros hostiles a los intereses nacionales”, agregó.

Por otra parte, la republicana Cathy McMorris Rodgers, miembro de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, dijo: “Los mandatos y directivas de cuentos de hadas del Gobierno que restringen nuestras industrias de la minería, petróleo y gas impactan de manera adversa en nuestra independencia y seguridad energética”. Además, manifestó que “en momentos en que millones de personas pasan penurias por la pandemia de Covid-19, lo último que necesitan los estadounidenses es un Gobierno que destruya trabajos y le cueste miles de millones de dólares a la economía”.