El Gobierno ratifica el regreso presencial a las aulas, pero Ctera pone condiciones

19 de enero, 2021

El Gobierno ratifica el regreso presencial a las aulas, pero Ctera pone condiciones

Durante las últimas semanas, el gran debate en Argentina (y no es para menos) ha sido si debía concretarse o no el regreso de las clases presenciales en las escuelas. El debate parece haber llegado a su fin este fin de semana, cuando el presidente Alberto Fernández confirmó que los alumnos regresarán a las aulas en marzo.

En la misma línea, luego del anuncio presidencial, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, informó que la intención del Gobierno es comenzar a vacunar a los maestros contra el Covid-19 a partir de febrero. Ayer lo ratificó Nicolás Trotta, ministro de Educación, y puso números: la intención será aplicar 1,3 millón desde feberero.

Como era de esperar, llegó la respuesta de la Confederación de Trabajadores de la Educación, el principal sindicato docente. La Ctera “advirtió” en un documento que el regreso a la presencialidad debe ser debatido entre las autoridades nacionales y los docentes en las reuniones de la paritaria nacional que se llevarán a cabo el mes que viene.

El documento, firmado por Roberto Baradel, cuya popularidad asciende en estos meses todos los años, entre otros, también explica que la incidencia del coronavirus en niños ha mostrado una tendencia similar a la de los casos en adultos, según lo que puede observarse actualmente en Europa. Sin embargo, el gremio se mostró dispuesto a cooperar para que sus afiliados sean vacunados.

Por su parte, Miguel Angel Díaz, secretario general de la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires, informó que ya se encuentran trabajando con IOMA para llevar a cabo las inoculaciones próximamente, aunque indicó que todavía “no están dadas las condiciones para volver a las clases presenciales” al 100%.

La respuesta de Trotta

“El desafío que tenemos es garantizar una presencialidad segura en nuestro sistema educativo y es parte de la agenda que presentamos a los gobernadores”, agregó Trotta, quien ratificó que la intención es priorizar al personal que tiene un vínculo más físico con sus alumnos, como es el caso de la educación especial o los jardines de infantes. Más allá de la intención, el ministro agregó que la vacunación no es indispensable para la reanudación de las clases presenciales y, además, que será “un sistema dual”, es decir, un mix entre presencialidad y alguna virtualidad todavía.

Consultado por el comunicado de Ctera, el ministro indicó: “A través de la paritaria nacional docente, en el mes de julio regulamos la adecuación de las condiciones de trabajo en contexto de pandemia y su organización en el ámbito escolar para el retorno a las aulas y en noviembre acordamos que el salario mínimo docente nacional sería de $27.500 a partir del 1° de diciembre de 2020 y se renovó por cuatro meses más el pago de una suma extraordinaria FONID de $4.840. Es nuestra voluntad profundizar esos acuerdos y el diálogo constante para que todos los integrantes del sistema educativo se comprometan a iniciar las clases en marzo con la presencialidad como ordenador desde el inicio ciclo lectivo”.

Respecto de la vacunación, ratificó: “Los docentes constituyen uno de los grupos prioritarios que ha definido nuestro Gobierno para recibir la vacuna”. No obstante, aclaró que no es condición indispensable para que reabran las escuelas y , de hecho, recordó que “los gremios acompañaron el regreso a la presencialidad durante el 2020 en más de la mitad de las provincias argentinas y no había vacuna”.

“Su esfuerzo para llevar adelante la continuidad pedagógica y mantener las escuelas abiertas para garantizar los módulos de alimentación, son muestras de su enorme compromiso. Vamos a trabajar mancomunadamente para que las y los alumnos regresen de manera cuidada a las escuelas de todo el país”, dijo y remarcó: “La progresiva vacunación nos permitirá ir consolidando la intensidad de la presencialidad, como también lo hará la mejora de las condiciones sanitarias y epidemiológicas”.

El ministro Trotta estará el próximo viernes en Chaco y desde allí, señaló El Destape, se conectará vía Zoom con los encargados del área educativa de todo el país para definir el esquema de vacunación y vuelta a las aulas.

La advertencia de Idesa

Según un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), “los alumnos de las escuelas del Estado tienen menos clima educativo, menos recursos tecnológicos y las escuelas ofrecen menos alternativas a distancia”. Por ende, prolongar la situación de 2020 “profundizará las desigualdades” porque los hogares con alumnos que asisten a colegios privados “están más digitalizados, los padres tienden a ser más exigentes con la virtualidad y las escuelas tienden a ofrecer mejores herramientas”. Según las pruebas Aprender, el 42% de los alumnos de las escuelas estatales sufre hacinamiento y el 50% de los hogares pobres no posee computadores.

Córdoba arranca

Por otra parte, ayer se confirmó que los niños de la provincia de Córdoba volverán a las aulas a partir del 1° de marzo. Así lo ratificó el gobernador Juan Schiaretti, que explicó que las mismas estarán combinadas con la modalidad online para evitar la aglomeración en los colegios.

“Hay una necesidad de la vuelta de nuestros alumnos a las escuelas, por un lado, y está la pandemia, por el otro. Y de acuerdo a cómo evolucione la pandemia es la cantidad de aulas presenciales que tendremos”, dijo el gobernador.

Lo mismo rarificaron los gobernadores de San Juan, Sergio Uñac y Rodolfo Suárez, de Mendoza. Días antes, la Ciudad de Buenos Aires había informado que el regreso de las clases será el 17 de febrero en el distrito.