El empleo registrado sigue sin mostrar signos de recuperación

8 de enero, 2021

El empleo registrado sigue sin mostrar signos de recuperación

En los últimos meses, como consecuencia de la flexibilización de los controles a la movilidad y la reapertura de los sectores productivos, la actividad económica ha estado recuperándose parcialmente tras el fuerte desplome que se presentó durante el tercer trimestre de 2020, cuando el Gobierno implementó la cuarentena en el país y aplicaban los controles más estrictos.

Sin embargo, dicha reactivación no se está observando en el empleo registrado (en blanco), que si bien en septiembre pasado dejó de caer, en octubre continuó de la misma manera, sin signos de recuperación a pesar del proceso de “normalización”, y se estima que durante noviembre la dinámica se mantuvo en niveles similares.

Así se desprende del informe mensual del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, que en base a datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) indica que durante octubre el empleo total registrado estuvo compuesto por 11,9 millones de trabajadores, lo que significa que se mantuvo sin variación (0%) respecto al mes anterior en la medición desestacionalizada y representa una caída de 2% en relación al mismo mes del año anterior.

En octubre los trabajadores asalariados del sector privado totalizaron 5,79 millones, lo que significa una contracción de 4% en comparación con el mismo mes del año pasado y una leve baja de 0,1% respecto al mes anterior en la medición desestacionalizada (luego de que en agosto se mantuviera estable y en septiembre registrara una leve suba mensual de 0,1%), lo que indica que el descenso continúa, aunque poco, a pesar de las disposiciones oficiales de prohibición de despidos  y doble indemnización.

En tanto, la única categoría que en octubre mostró una variación positiva fue la de los monotributistas, tanto en la comparación mensual como en la interanual, mientras que los autónomos mostraron caídas en ambos casos. Los datos del ministerio indican que los monotributistas crecieron 1,1% respecto a septiembre en la medición desestacionalizada y 2,2% frente al mismo mes del año anterior, mientras que los autónomos cayeron 2% en relación al mes anterior en la serie desestacionalizada y descendieron 4,6% respecto al mismo mes de 2019.

“Los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH-Indec) correspondientes al tercer trimestre, ratifican que el empleo asalariado registrado resultó poco afectado en relación con la profundidad de la retracción de actividad económica; mientras que el resto de las categorías laborales menos protegidas (empleo asalariado no registrado y trabajo por cuenta propia) si bien sufrieron con mayor intensidad los efectos de la pandemia, muestran una rápida recuperación ante el aumento de la movilidad de la población y los indicios de mejoría de la demanda de bienes y servicios en determinados sectores económicos”, afirmó el ministerio en su informe.

El empleo registrado sigue sin mostrar signos de recuperación

Por otro lado, afirmó que “las suspensiones resultaron ser un instrumento que posibilitó resguardar las fuentes de trabajo en los sectores afectados por la pandemia y sostener una parte importante de los ingresos de los trabajadores”. “Al mismo tiempo, posibilitó poner en funcionamiento rápidamente el aparato productivo, utilizando la capacidad instalada inactiva, ante la flexibilización de las medidas de aislamiento y los primeros indicios de recuperación de la demanda de bienes y servicios”, agregó.

Encuesta para noviembre

En tanto, se prevé que en noviembre tampoco se observaron signos de recuperación del empleo registrado, a pesar de que el proceso de reactivación y del avance en la actividad económica. Así lo indica la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que elabora el Ministerio de Trabajo como un estimado de los datos oficiales que se conocerán en el siguiente informe.

De acuerdo con la EIL correspondiente a noviembre, realizada sobre empresas de más de 10 personas ocupadas, del total de los aglomerados relevados, durante ese mes se habría registrado un leve incremento de 0,1% en comparación con el mes anterior, lo que reflejaría la misma dinámica de los meses anteriores, en que el empleo no se reactiva, sino que se mantiene estable.

En términos interanuales, la encuesta refleja que el empleo registrado del sector privado habría presentado durante el penúltimo mes de 2020 una contracción de 2,3% en comparación con los niveles observados durante el mismo mes del año anterior.

“La tasa de incorporación de personal a las empresas (tasa de entrada) alcanzó al 1,3 en noviembre, mostrando un incremento respecto del mes pasado, aunque continúa ubicándose aún en un valor inferior a la media histórica. Por su parte, la tasa de salida se mostró en el mismo valor que los últimos dos meses (1,1 puntos porcentuales), permaneciendo también en los valores más bajos de la serie”, precisó el relevamiento.