El 2021 arrancó volátil y con el riesgo país otra vez en 1.400

5 de enero, 2021

El 2021 arrancó volátil y con el riesgo país otra vez en 1.400

Por Luis Varela

Con los inversores preocupados por el Covid-19 y por las decisiones económicas que va tomando el Gobierno, la primera rueda financiera del año tuvo alta volatilidad en el mercado cambiario, debilidad para la Bolsa local y los ADR argentinos en NY y baja para los bonos, con un nuevo aumento del riesgo país, que volvió a los 1.400 puntos básicos, algo que no se vio en las últimas cuatro semanas.

Los primeros negocios del día se iniciaron con reacomodamiento de inversores, que ya habían cumplido con la foto por bienes personales del cierre de diciembre, y decidieron volver a las posiciones anteriores a la exigencia de la AFIP. Con eso se observó doble volumen en titulos públicos y fuerte suba inicial para todos los dólares libres, pero con el correr de las horas el mercado blue, que es más chico, terminó perdiendo tensión y solo el mep y el contado con liquidación abrieron el año con fuertes repuntes.

Así y todo, la movida de los inversores sigue con un ojo en la marcha de los contagios y las muertes que ocasiona el Covid-19. Ayer la pandemia siguió arreciando en el hemisferio norte, provocando vuelta atrás en la liberación de cuarentenas, y eso provoca un temor a lo que pueda pasar con la actividad en los próximos meses. Boris Johnson, el primer ministro de Gran Bretaña, cerró actividades, pese a estar aplicándose en ese país ya dos vacunas: la Pfizer y la Oxford AstraZeneca.

La persistencia del virus, con nuevas cepas que se van multiplicando, más el temor a lo que pueda pasar con la ultra liquidez mundial, generó una rueda pesimista en las bolsas, con foco en Wall Street, con los índices principales de Nueva York mostrando bajas del 1,4%, con el S&P500 como el más afectado, lo cual refleja que el descenso el global y no de unos pocos sectores.

Los papeles locales

La baja de Wall Street arrastró a los ADR argentinos que operaron en claro descenso casi en bloque. Sólo se salvó TGS, pero luego hubo caídas de hasta el 8,3%, con Edenor, Cresud y Loma Negra como las compañías más afectadas. La debilidad de estos papeles no es casual: una acaba de cambiar de manos y eso genera temor al cumplimiento de los suministros. Otra tiene que ver con el campo, y se bloqueó la exportación de maíz y puede venir un paro agropecuario. Y la tercera tuvo problemas de paro, en un sector que se está ralentizando por falta de suministros.

Desde la apertura hubo cierto nerviosismo el dólar blue arrancó muy firme, con un salto de $166 a $169, pero hacia el cierre ese mercado se tranquilizó, aparecieron manos vendedoras, y el precio final fue de $165. Pero los dólares MEP y CCL estuvieron muy firmes, con una circunstancia particular que se da siempre en la apertura de cada mes: los homebankig funcionaron con mucha dificultad. Los ahorristas querían operar, y el sistema estaba bloqueado.

Con eso, el dólar blue tuvo un ida y vuelta, pero los otros cinco dólares de Alberto anotaron subas. En el exterior el dólar estuvo muy volátil, con subas en algunos mercados y baja en otros, de acuerdo a lo que está pasando en cada país. En la primera rueda del año el dólar subió 2,1% en Brasil, 0,9% contra el yen y el mexicano y 0,7% contra la libra, pero bajó 0,1% contra el euro, cedió 0,8% en Chile y cayó 1% en China.

Y en el mercado argentino, la rueda debut de 2021 tuvo al dólar turista con una suba de 57 centavos hasta $148,86, mientras que el dólar minorista subió 35 centavos hasta $90,22, el blue bajó $1 peso hasta $165 y el mayorista subió 55 centavos hasta $84,70. El Banco Central sumó US$ 72 millones a las reservas y ahora tiene US$ 39.481 millones. El dólar MEP saltó $2,37 hasta $142,36. El contado con liquidación saltó $2,14 hasta $142,47. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 83% y la del CCL y el mayorista fue del 68%. En tanto que medidos en pesos, la libra subió 32 centavos hasta 114,95, el euro subió 26 centavos hasta 103,71 y el real bajó 15 centavos hasta 16,04.

Los titulos y las acciones, como dijimos, se mostraron con debilidad, con el riesgo en alza. Y frente a esta situación, con un paro agropecuario en ciernes, el analista Gabriel Camaño, de consultora Ledesma salió a decir que “la economía local tiene una gran incertidumbre sobre todo por el propio Gobierno, por sus internas, con integrantes del oficialismo que se escupen el asado entre sí. Alberto se niega a dar una hoja de ruta y los números del Presupuesto plantean gran emisión, lo cual significa gran riesgo. La política monetaria es inconsistente y la tasa de interés en pesos va detrás de la inflación. Guzmán quiso tocar las tarifas, pero le bombardearon la intención desde el kirchnerismo. El ministro dice lo que busca, pero no explica cómo, y eso genera gran incertidumbre. Y además de la nueva ola de la pandemia, tenemos también la sequía, con la cosecha fina que no fue buena y con la gruesa que viene lenta. Todo eso hace que la suba que están mostrando los cereales no compensa la baja que habrá en la cosecha”.

Las materias primas

La súper emisión de dólares y otras monedas, más las nuevas cepas del covid, generaron gran volatilidad en las commodities. Se reunió la Opep, que seguirá debatiendo hoy, y el petróleo perdió precio, más del 2%. Los metales preciosos estuvieron muy firmes, sobre todo la onza de plata. Los metales básicos actuaron sostenidos. Los granos mejoraron, pero no tanto. Y lo más destacado del día estuvo en las criptomonedas, con movimientos histéricos, que generó gran tensión en los inversores que participan de ese canal.

El bitcoin valía US$ 6.000 hace pocos meses y durante este fin de semana llegó a tocar los US$ 34.500, con una suba notable que generó notas risueñas, como gente que advirtió que había vendido una bicicleta y comprado bitcoin, y que ya puede comprar un auto. ¿Qué hago, vendo, o espero a comprar un departamento? En el sector hay voces que dicen que puede subir a US$ 400.000 y otros que opinan que puede retroceder hasta US$ 15.000. Ayer, de US$ 34.500 bajó a US$ 31.400, y con eso muchos de los que compraron tienen el dedo listo para apretar el botón vendedor si se quiebra el piso de US$ 28.000. Asimismo, están recomendando salir del bitcoin y tomar posición en otra cripto como el ethereum, que hasta ahora no registró tantos aumentos.

La cuestión es que con el covid amenazando la recuperación de 2021, y con Wall Street durando en la cima de una burbuja, a pesar del estímulo de casi un billón de dólares que acaba de lanzarse, a dos semanas de la asunción de Joe Biden, todo es puesto en duda, y los mercados accionarios advierten a muchos tenedores de acciones que es hora de tomar ganancias.

La movida afectó a los papeles argentinos en NY y hundió más a las acciones argentinas que cotizan en Buenos Aires, que ya tienen precios ciertamente ruinosos, con bajas del 95% en algunas compañías respecto de máximos de hace tres años. Ayer por cierto hubo desinterés en papeles locales, ya que se operaron apenas $835 millones en acciones y $2.204 millones en Cedears, con lo que el índice Merval de la bolsa de Buenos Aires bajó 1%.

La respuesta del campo

Veremos qué decisión toma el campo hoy, ya que hay chance de que frenen la comercialización. El bloqueo a la exportación de maíz, para frenar la inflación interna, despertó grandes protestas. Incluso la Cámara de Productores de Leche del Oeste de la Provincia de Buenos Aires que debería verse beneficiada porque requieren de mucho maíz para alimentar al ganado, salieron a decir “rechazamos la decisión del Gobierno de trabar la exportación del maíz. Dicen que nos favorecen a nosotros, pero no creemos en la intervención de los mercados como solución de los problemas. Intervenir el maíz es pan para hoy y hambre para mañana. Intervenciones como la que hacen con el maíz desalienta por completo las inversiones. Sin confianza no va a haber inversión, sin inversión no habrá empleo y tampoco tendremos crecimiento”.

Dejá un comentario