Los gremios docentes se niegan a volver a las aulas hasta que se garantice la seguridad sanitaria

21 de enero, 2021

Los gremios docentes se niegan a volver a las aulas hasta que se garantice la seguridad sanitaria

Después del anuncio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sobre el inicio de clases presenciales, los gremios docentes insisten en su rechazo a esta decisión y condicionan la presencialidad a que estén dadas las condiciones que garanticen seguridad sanitaria.

Alejandra Bonato, Secretaria Gremial de UTE-Ctera de Capital Federal, indicó a Télam que entre esas condiciones contemplan “el transporte, los testeos de Covid-19, la vacunación y las obras de infraestructura en los colegios”. “El tema del transporte es prioritario. Hoy hay muchos colectivos que no paran porque están completos y no se sabe aún bien cómo se le dará prioridad a docentes y alumnos”, afirmó. También dijo que hay que considerar qué obras se hicieron para el regreso a las aulas y explicó que “hay mucha disparidad en cuanto a los edificios escolares”.

En las reuniones se planteó la idea de hacer una modalidad híbrida, una semana virtual y otra presencial. Ellos (el Gobierno porteño) mandarán un modelo de organización por escuela”, afirmó Bonato. La representante docente, al hablar de los testeos, indicó que “se pondrán dos centros de testeos para docentes y auxiliares y se testeará cada 15 días, aunque en forma no obligatoria”.

La cuestión de las obras de infraestructura ocupa un lugar también en la agenda que llevan los sindicatos a las reuniones para la vuelta a la presencialidad, ya que “tienen que estar garantizados los dobles circuitos de ventilación”. “Nosotros pedimos que venga gente de infraestructura escolar de la Ciudad para explicarnos esto y no vinieron”, se quejó Bonato.

Otra de las cuestiones aún no resueltas tiene que ver con los planes de vacunación. Según fuentes gremiales, entre docentes y auxiliares hay 111.000 personas para ser inoculadas en el distrito porteño. “Los docentes queremos volver a la escuela, pero de forma segura y planificada y con las medidas de seguridad, que es como está planteando la Unicef”, insistió la representante gremial.

Por su parte, el Secretario Adjunto de Ademys, Jorge Adaro, se refirió al anuncio de la Ciudad sobre el regreso a clases de manera presencial y señaló que “quieren empezar el 17 de febrero, relativizando de manera irresponsable el avance de la pandemia en el país en general y en la Ciudad en concreto”. 

En diálogo con El Destape Radio, el dirigente docente porteño señaló que “si sos Gobierno y planteás un esquema de presencialidad desde el 17, tenés que armar un plan. Ellos dicen que cada escuela se va a hacer cargo. Cada escuela le tiene que presentar un plan a la ministra. Es una locura”. “Están delegando de forma inconsulta la responsabilidad a los directores de las escuelas. Son irresponsables y se lavan las manos. No tienen un plan serio para presentar”, destacó Adaro.

Al brindar esta mañana una conferencia de prensa, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ratificó que las clases en la ciudad de Buenos Aires comenzarán el miércoles 17 de febrero próximo “con la mayor presencialidad posible” y anunció el plan “Primero la Escuela” para dar respuesta a la “contundente necesidad de que los chicos” vuelvan a las aulas en el contexto de la pandemia de coronavirus. En los próximos días habrá nuevas reuniones entre funcionarios del Gobierno porteño y representantes de los 17 sindicatos de los maestros.