Daniel Morales (Riot Games): “Apuntamos a un nicho de gamers competitivos”

22 de enero, 2021

Daniel Morales (Riot Games): “Apuntamos a un nicho de gamers competitivos”

Por Ariel Bazán

Pese a todas las consecuencias que trajo, la pandemia de Covid benefició a los sectores asociados con la tecnología, como las comunicaciones y los videojuegos. Un caso fue el de la desarrolladora de videojuegos Riot Games, cuyo clásico juego League of Legends (LoL) sigue siendo luego de once años uno de los más demandados. En una entrevista con El Economista, Daniel Morales, Sales Account Manager de Esports, explicó cómo está parado hoy este mercado en el actual escenario de pandemia.

¿Cómo afectó la pandemia el mercado de los videojuegos?

La industria del entretenimiento funcionó bastante bien el año pasado y nosotros lo vimos reflejado en la cantidad de jugadores que tenemos en el LoL, sumado a que en 2020 lanzamos tres nuevos juegos que tuvieron muy buena recepción. En Argentina la realidad fue similar, ya que los jugadores del LoL están contentos con el juego y también le dieron una buena recepción a nuestros juegos nuevos. Uno de nuestros lanzamientos fue un “shooter” (juegos de disparos), que en Argentina son muy populares: de hecho, es uno de los países donde más se juega al Counter Strike.

¿A qué nicho de gamers apuntan ustedes?

Primero hay que explicar que existen distintos tipos de gamers. Por un lado están los casuales, que buscan tener una experiencia rápida y accesible, por ejemplo con algún juego rápido de 5 o 10 minutos en el celular. Luego existen los gamers más sociales, que buscan jugar y compartir con sus amigos, y por último están los gamers más competitivos, que buscan experiencias que sean inmersivas y les permitan competir y demostrar sus habilidades. A este último segmento apuntamos nosotros en todos nuestros juegos, sean del género que sean, y en Argentina tenemos buena recepción porque los jugadores son competitivos y apasionados.

¿Cómo consiguieron que el LoL se mantuviera vigente durante 11 años?

Por un lado, el LoL se actualiza cada dos semanas y constantemente está generando contenido nuevo, como nuevos personajes y kits. Esto lo convierte en un juego que “nunca se acaba” y constantemente se renueva. Por otro lado, con el tiempo el LoL se fue convirtiendo en algo más que solo sentarse a jugar: ya es un universo que tiene sus propias comunidades de fanáticos y muchos productos asociados, como comics, una enciclopedia del universo de LoL (historias de los personajes, mapas, etcétera), animaciones, canciones, etc. Todo este universo hace que el LoL no sea sólo sentarse a jugar, sino participar de un universo que complementa la experiencia del jugador y lo hace sentir parte de algo mucho más grande.