Bill y Melinda Gates advierten sobre “desigualdad de inmunidad”

27 de enero, 2021

Bill y Melinda Gates advierten sobre "desigualdad de inmunidad"

Bill y Melinda Gates advirtieron en su carta anual publicada hoy que el legado duradero de la pandemia de coronavirus podría ser la “desigualdad de inmunidad”, una brecha amplia y mortal entre las personas ricas, con fácil acceso a las vacunas contra el coronavirus, y todos los demás.

Mientras haya grandes franjas del mundo que no puedan vacunarse, advirtieron, será imposible controlar la pandemia.

“Desde el comienzo de la pandemia, hemos instado a las naciones ricas a recordar que Covid-19 en cualquier lugar es una amenaza en todas partes”, dijo Melinda Gates en la carta.

“Hasta que las vacunas lleguen a todos, seguirán apareciendo nuevos grupos de enfermedades. Esos grupos crecerán y se extenderán. Las escuelas y oficinas cerrarán nuevamente. El ciclo de desigualdad continuará”, señaló.

Y agregó: “Todo depende de si el mundo se une para garantizar que la ciencia para salvar vidas desarrollada en 2020 salve tantas vidas como sea posible en 2021”.

Bill Gates, en tanto, consideró que el mundo debería prepararse mejor para la próxima pandemia gastando “decenas de miles de millones de dólares por año”, aportados principalmente por países ricos, para mejorar las herramientas científicas para combatir enfermedades infecciosas.

También pidió la creación de un “sistema de alerta global” para detectar brotes de enfermedades tan pronto como ocurran, así como el uso de “juegos de gérmenes” para ayudar a capacitar a los socorristas.

“Para evitar que las dificultades de este último año vuelvan a ocurrir, la preparación para una pandemia debe tomarse tan en serio como tomamos la amenaza de guerra”, escribió.

Antecedentes

Melinda Gates dijo en una entrevista con “Axios en HBO” el año pasado que el coronavirus acabó con los avances mundiales en educación, erradicación de la pobreza, vacunas y salud maternoinfantil en cuestión de semanas.

Lo que sigue

La pareja dijo que estaban “optimistas de que el final está cerca” y que las nuevas pruebas, tratamientos y vacunas “pronto comenzarán a doblar la curva a lo grande”.