El gasto aceleró en dicembre (+52,7%) y hubo rojo primario de $307.628 millones

20 de enero, 2021

Aumentó el déficit primario 6,5% en diciembre y el 2020 cerró con $1.749.957 millones

Con poca recaudación y muchos gastos por parte del Estado para paliar los efectos del coronavirus, el Sector Público Nacional (SPN) registró en diciembre un resultado primario deficitario de $307.628 millones. El pago de intereses de la deuda pública, neto de pagos intra-sector público, fue de $11.282 millones. 

De este modo, con cuatro meses consecutivos de aumentos reales en la recaudación, el SPN cierra el 2020 con un déficit primario de $1.749.957 millones (6,5% del PIB) y un déficit financiero de $2.292.830 millones (8,5% del PIB). Este resultado estuvo principalmente influido por las medidas de ingresos (-0,7% del PBI) y gastos (3,5% del PBI) que implementó el Gobierno para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

“Pese a la aceleración habitual de diciembre, el déficit fiscal de 2020 cerró por debajo del valor proyectado en la ley de Presupuesto 2020, producto de una recuperación de la actividad y de los ingresos fiscales que fueron superiores a lo anticipado”, determinó el Ministerio de Economía

Según informó el Palacio de Hacienda esta tarde, los ingresos totales del SPN ascendieron hasta $469.386 millones, un incremento de 20,8% en su comparación interanual, mientras que los gastos aumentaron 52,7% en el mismo período, por $777.014 millones. 

“El esquema de políticas macroeconómicas adoptado durante el último trimestre del 2020 con el objetivo de establecer un puente de previsibilidad, contribuyó a un ambiente de mayor estabilidad económica. La misma estuvo asociada con una recuperación de la actividad económica y de los ingresos fiscales más sólida que la proyectada previamente a la implementación de las medidas monetarias, fiscales y financieras que constituyeron tal esquema”, indicó el informe.

Ingresos 

Los ingresos tributarios crecieron 26,4% respecto a diciembre de 2019, alcanzando los $298.328 millones. Su desaceleración responde en buena medida al adelantamiento de exportaciones observado en el último trimestre de 2019, incrementando la base de comparación en forma considerable.

También se destacó el efecto de la baja de alícuotas anunciada en octubre del 2020 a través de los Decretos N° 789 y 790. “Si se excluyera del cálculo dicho impuesto, el crecimiento de los ingresos tributarios ascendería a 56% i.a., motorizado por impuestos asociados a la actividad económica y aquellos modificados por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva”, señaló el Ministerio. 

Por otro lado, resaltó el incremento del IVA neto de reintegros (61,6%), el impuesto a las ganancias (72,6%) y a los bienes personales (372,2%). Además remarcó que, en el caso de los aportes y contribuciones de la seguridad social, “incidió en su desempeño el sostenimiento de las medidas de alivio fiscal (reducción de contribuciones patronales) para las empresas en el marco del programa ATP”. 

En cuanto a las rentas de la propiedad, percibieron una caída de 26,3% interanual debido a una merma en las rentas de la ANSES para la suspensión de pagos de cuotas por créditos otorgados para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus. 

Por su parte, en los recursos de capital se observó una caída de $1.733 millones (-10,7% i.a) que se explica por la discontinuidad del financiamiento del FGS para financiar el programa de Reparación Histórica.

Gastos del Estado

En cuanto a las erogaciones del SPN, el gasto primario ascendió a $777.014 millones (52,7%). “Si bien ha registrado cierta aceleración en el margen por el comportamiento de las transferencias corrientes al sector privado, público y gasto de capital, dicho guarismo interanual ha retomado a niveles registrados pre pandemia”, explicó el Gobierno.

En tanto a las transferencias corrientes, se registró un incremento interanual de $153.010 millones (+112,2% i.a.), de los cuales $114.828 millones fueron percibidos por el sector privado.  Los pagos en concepto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) ascendieron a $11.043 millones. 

Por su parte, las asignaciones familiares aumentaron $22.326 millones en virtud de los aumentos otorgados y la movilidad aplicada durante el 2019, mientras que en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social destacan los aumentos del programa Alimentar (+$17.283 millones) y los montos destinados al programa Potenciar Trabajo y monotributo social (+$9.168 millones).

A su vez, sobresale el incremento en las erogaciones por asistencia financiera a CAMMESA y al programa Plan Gas por $41.418 millones. Por otro lado, en lo que refiere a subsidios económicos se destacan las Acciones de Compensación a los Productores de Soja que durante diciembre 2020 alcanzó los $6.243,0 millones.

Respecto a las transferencias al sector público, aquellas con destino en las provincias registraron un incremento de $40.405 millones (+334% i.a.). Este aumento fue explicado por mayores Aportes del Tesoro Nacional y convenios de asistencia financiera con provincias por $19.253 millones, compensados parcialmente por menores aportes de ANSES para financiar cajas previsionales no transferidas

Por su parte, las prestaciones a la seguridad social totalizaron unos $327.137 millones, marcando así un crecimiento interanual de 24,5% producto de la caída interanual de las pensiones no contributivas a partir de la regularización de pagos atrasados efectuados en diciembre de 2019.

Finalmente, el gasto en inversión en capital alcanzó los $28.003 millones, con un aumento interanual de 158%. También hubo un incremento en  la inversión real directa (+$16.635 millones; +187%), que se destinó en gran parte a la Dirección Nacional de Vialidad, “principalmente a la renovación del Ferrocarril Belgrano Cargas, Construcción y Pavimentación de las RN 19, RN 34 y RN 73 y los Centros Sanitarios Turísticos debido a la emergencia COVID-19”.