Argentina se suma al proyecto del primer cable submarino hacia Asia

29 de enero, 2021

Argentina se suma al proyecto del primer cable submarino hacia Asia

La visita oficial del presidente Alberto Fernández a Chile fue muy fructífera para el Gobierno por diversos motivos. Uno de ellos, que quizás no trascendió tanto, fue la firma del proyecto del cable submarino Transpacífico “Puerta Digital Asia Sudamérica”.

El mismo es parte de la agenda bilateral de integración en telecomunicaciones de ambos países. Así, Argentina, que participará a través de la empresa nacional ARSAT, tendrá acceso al primer cable submarino de Internet que conectará la región con Asia a través del océano Pacífico.

El cable submarino ingresará al continente sudamericano a través de Valparaíso y permitirá ahondar en la integración digital entre Argentina y Chile luego de la conexión del mismo con la Red Federal de Fibra Óptica (REFEFO) y mediante el transporte del tráfico de internet a través de ARSAT.  Justamente, este transporte, desde y hacia Brasil, fortalecería regionalmente a ARSAT, ya que no tendrá que pasar ni por EE.UU. ni por Europa.

“El cable submarino ‘Puerta Digital Asia Sudamérica’ es un proyecto clave, ya que será el primer cable de Internet que nos conectará con Asia-Pacífico. Esto acelerará la integración digital y permitirá la promoción y venta de servicios”, dijo el canciller Felipe Solá.

Esta nueva salida para el país a través del océano Pacífico se suma a las salidas naturales por el Atlántico a través de Las Toninas, lo cual le permitiría a la Argentina convertirse en un importante actor digital del continente.

Respecto al impacto internacional de este proyecto, principalmente en la disputa hegemónica entre Estados Unidos y China, el doctor en Relaciones Internacionales Esteban Actis explicó en sus redes sociales que esto ha sido un triunfo para Washington.

Desde hace unos años, EE.UU. ha intentado excluir a los gigantes tecnológicos chinos, entre ellos Huawei, de la futura generación de Internet, como es el caso de los cables submarinos de fibra óptica.

Aunque en un momento las compañías chinas habían realizado grandes avances en el rubro y casi habían llegado a un acuerdo con las autoridades chilenas, las presiones ejercidas por el expresidente Donald Trump y su secretario de Estado, Mike Pompeo, lograron que su par chileno, Sebastián Piñera, se inclinará por la propuesta japonesa, la cual excluye a China. Además, al optar por la ruta de Japón, las empresas de ese país tendrán prioridad para obtener contratos.