Buenos Aires: analizan toque de queda sanitario con foco en los jóvenes

4 de enero, 2021

Buenos Aires: analizan toque de queda sanitario con foco en los jóvenes

El significativo aumento de casos diarios de Covid-19 continúa en Argentina. Durante el sábado se registraron 5.240 nuevos contagiados mientras que en el día de ayer fueron 5.884. La semana pasada hubo algunos días con más de 11.000 casos. Debido a eso, el presidente Alberto Fernández se reunirá el próximo martes o miércoles con el gobernador de Buenos Aires y el jefe de Gobierno de CABA, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, respectivamente, para analizar la estrategia a seguir.

Los tres políticos coinciden en que la responsabilidad respecto a las medidas sanitarias se ha relajado considerablemente, en especial en los sectores más jóvenes. Sin embargo, Fernández, Kicillof y Larreta son conscientes de que será casi imposible regresar a la Fase 1 de confinamiento. Por ello, una de las posibilidades que se barajan es la de implementar un toque de queda sanitario que evite las fiestas clandestinas y reuniones sociales de los adolescentes, principalmente en la costa atlántica.

Toque de queda sanitario, una opción

En esta línea, Enio José García, Jefe de Asesores del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, afirmó ayer en una entrevista radial: “Estamos viendo que los casos crecen de una manera muy rápida. No como en la primera parte de la pandemia, en otoño e invierno, que teníamos la circulación de la gente prácticamente cortada, al 20%, y los casos fueron creciendo despacio y nos dio tiempo para preparar las camas. Ahora, sin restricciones, la cosa como que se desmadró. Entonces, sí, es posible que podamos llamar a eso un rebrote a esta altura, y no va a quedar otra opción más que tomar algunas medidas restrictivas”.

Además, García señaló que se está analizando la opción del toque de queda sanitario, pero que no hay nada decidido aún, ya que la intención es no cancelar la temporada de verano y agregó: “Obviamente queremos que siga el turismo y sabemos de la importancia de esa actividad, fundamentalmente para los municipios de la costa, pero no va a haber turismo si hay un brote incontrolable o si el sistema de salud no logra dar respuesta”.

“La OMS la está recomendando porque hay un análisis general de que los contagios están vinculados a los sectores jóvenes, que vuelven a su círculo familiar y terminan contagiando también a las personas mayores. Esa es la gran dificultad”, dijo el experto.

Sin embargo, medidas de este estilo podrían ahondar la crisis que atraviesa el sector turístico del país y por eso varios intendentes de las zonas costeras se han mostrado en contra de restringir aún más las actividades.

Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata, fue quien se expresó al respecto: “En este momento, lo más importante es el cuidado de las actividades y la responsabilidad del cumplimiento de los protocolos. Tiene que ver con ese 26% de desocupación que después con la apertura de actividades se bajó ostensiblemente, pero sigue siendo superior al del año pasado. Es un trabajo que tenemos que seguir haciendo, pero no veo una posibilidad de que haya un retroceso de fase en la situación actual”.

Según el intendente, el sistema sanitario no está estresado (el porcentaje de ocupación de las camas de terapia intensiva en AMBA es de 56,8%) y por ello deberían habilitarse actividades nocturnas, por ahora prohibidas, para evitar la realización de eventos clandestinos.  Su par de Pinamar, Martín Yeza, se expresó en una línea similar. “Hay muchas etapas previas a esa hipótesis”, dijo.

Por su parte, el Gobierno provincial lanzó ayer la campaña “ABCD, el tema del verano es cuidarse”, que apela a la responsabilidad y solidaridad de los turistas y donde se recomienda el uso de alcohol en gel y barbijo, permitir la circulación del aire en ambientes cerrados y mantener distancias sociales de 2 metros.