Todas las miradas se posan en la Cámara Alta: abstenciones y ausentes, las claves

11 de diciembre, 2020

Todas las miradas se posan en la Cámara Alta: abstenciones y ausentes, las claves

Por Pablo Varela

Cerca del mediodía del jueves, el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, dio inicio a la sesión histórica que otorgó media sanción al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Con 131 votos afirmativos, 117 negativos y 6 abstenciones, obtuvo media sanción el proyecto que fue remitido al Congreso el pasado 17 de noviembre por el Poder Ejecutivo.

Fueron 105 diputados los ubicados en sus bancas y 45 de forma remota, para que quedase constituido el quórum en la sesión que también incluyó el debate que incluyó el Plan de los 1.000 días.

El jefe del cuerpo volvió a repetir en el inicio que el debate no trata sobre “antiderechos” o “asesinos” y bregó por un trato respetuoso, algo que ya se había verificado en la discusión en los plenarios de comisiones.

El debate comenzó con la exposición de los 6 miembros informantes. Cecilia Moreau (FdT), Pablo Yedlin (FdT), Carolina Gaillard (FdT), Carmen Polledo (JxC) y Marcela Campagnoli (JxC), tal como había sido consensuado en la reunión de Labor Parlamentaria el miércoles por la noche. Allí también se acordó que ambos proyectos se tratarían de manera separada.

Durante la jornada se fue abultando la lista de oradores estuvo cerca de los 170, y no se incluyeron los tiempos para los bloques y cierres.

En concreto, los legisladores “verdes” plantearon el debate como una cuestión de salud pública que debe ser abordada, mientras que los “celestes” lo calificaron de inoportuno y de interrumpir el proceso de la vida.  

Dentro del bloque del FdT, se vio una predominancia de votos afirmativos (cercar del 70% apoyó la iniciativa); en la UCR, los votos se dividieron de manera más pareja aunque 6 de cada 10 de sus votos fueron verdes y el PRO y la CC ARI votaron mayoritariamente en contra el proyecto.

Ayer, en los pasillos de la Cámara Baja todos daban por descontada la media sanción pero en la previa de la votación nadie arriesgaba números. El triunfo tuvo una mayor diferencias respecto del 2018, pero estuvo lejos de ser contundente. Apenas dos votos más que los requeridos para el quórum.

En Diputados estuvieron presentes los ministros Ginés González García, Elizabeth Gómez Alcorta, Sabina Frederic y la secretaria legal y técnica, Vilma Ibarra, además de la titular de Anses, Fernanda Raverta.

Según dejaron trascender fuentes del oficialismo, la presencia de integrantes el Gabinete buscó ser un gesto hacia los diputados oficialistas “celestes”. “El proyecto es del Poder Ejecutivo”, fue el mensaje, un modo de poner paños fríos sobre las eventuales tensiones internas. También estuvieron presentes Malena Galmarini, Mayra Mendoza y la ministra de Mujer bonaerense, Estela Díaz.

Cruces en la madrugada

En la previa de la votación, el presidente del bloque PRO, Cristian Ritondo (cuyo voto fue negativo), se acercó hasta la presidencia del cuerpo para hablar con Massa. Las tensiones hacia el interior del espacio amarillo entre “verdes” y “celestes”, obligaron a uno de los referentes de la principal coalición opositora a tensar la discusión con la presidencia del cuerpo durante su exposición, reclamando parcialidad a favor de los “verdes” en la presencialidad.

Massa se limitó a recalcar la imparcialidad con la que había conducido el debate. Fue una nota discordante, luego de un debate que estuvo lejos de las tensiones del 2018, tal vez porque muchos de los argumentos ya habían sido expuestos.

Los números en el Senado

Con la media sanción, todas las miradas se posan sobre la Cámara Alta que se encamina a tratar la iniciativa en la última semana del año: las fechas tentativas son el 28 o 29 de diciembre. En Casa Rosada se han mostrado confiados desde el inicio del debate y aseguran que las claves siguen siendo las abstenciones y los ausentes.

Las definiciones sobre el recorrido que tendrá el proyecto llegaron hoy por la mañana cuando se acordó que transitará por Banca de la Mujer, Justicia y Asuntos Penales y Salud. La cabecera será Banca de la Mujer, cuya presidenta es Norma Durango y la vice, Guadalupe Taglieferri.

En Senado, aseguran que los cambios introducidos en el debate de comisiones de la Cámara Baja tuvieron como uno de los objetos convencer a los indecisos de la Cámara Alta.

En ese escenario y según pudo reconstruir El Economista, son tres los senadores que todavía no han definido su postura. Entre ellos se encuentran la senadora del MPN, Lucila Crexell, que en 2018 se abstuvo y todavía no ha dado definiciones. También está la rionegrina del Frente de Todos, Silvina García Larraburu, quien en 2018 votó en contra, aunque abrió la puerta a modificar su posición al declarar que el proyecto que se debate hoy es “totalmente distinto” al de la vez pasada. A esa lista se le suma la cordobesa del PRO, Laura Rodríguez Machado, quien si bien votó a favor anteriormente, sostuvo que analizará el proyecto con su bloque y no ha dado definiciones al respecto todavía.