Telecom criticó el DNU 690/20: “Argentina estrangula a uno de sus sectores más competitivos”

19 de diciembre, 2020

Telecom criticó el DNU 690/20: "Argentina estrangula a uno de sus sectores más competitivos"

La relación entre el Gobierno y las telcos no pasa por su mejor momento. La injerencia regulatoria “cambió drásticamente las reglas de juego del sector”, tal como señalaron desde Telecom el sábado. La relación ha entrado en una nueva dinámica de la que será difícil salir pronto.

Las diferencias comenzaron a fines de agosto con el DNU N°690/20, a través del cual se declararon públicos y esenciales los servicios de tecnologías de la información y las comunicaciones. Dentro de ese marco, se congelaron los precios de dichos servicios hasta fines de diciembre. Las empresas fueron muy críticas en ese momento. El CEO de Telecom, Roberto Nobile, dijo: “Están generando un conflicto donde no lo había”.

Pero ahora la tensión volvió a resurgir, con la llegada del final del congelamiento y la reglamentación del DNU 690/20. El aumento permitido desde enero será de 5%, muy lejos de las pretensiones de las empresas, que estaban más cercanas a 20%. “Las empresas se tiraron el lance”, dijo Gustavo López de Enacom, el pasado 8 de diciembre, anticipando la situación actual. En rigor, varias de ellas ya habían comunicado aumentos cercanos a esos números a sus clientes. “Sería una irresponsabilidad aumentar un 20% dada la situación de la Argentina y del mundo, pero eso no quiere decir que sea el último aumento”dijo Claudio Ambrosini, presidente del Enacom.

Telecom

“Argentina estrangula a uno de sus sectores más competitivos”, dijeron desde Telecom. “El DNU N°690/20  cambió drásticamente las reglas de juego del sector al encuadrarlo como servicio público ‘en competencia’, congelando sus precios, algo que no existe en ninguna parte del mundo.  El Gobierno ha buscado intervenir en la gestión, eliminando incentivos para la innovación y la competencia”, agregaron.

Ahora, agregaron, la reglamentación que determina un aumento del 5% para los servicios de telefonía fija, telefonía celular, TV por suscripción e Internet, “está destruyendo la ecuación económica de las empresas TIC, poniendo en riesgo la calidad de los servicios que prestan, su desarrollo, sus miles de puestos de trabajo directos e indirectos y con consecuencias en muchos casos, irreversibles”.

La telefonía móvil prepaga (que abarca a 60% de las líneas) y la telefonía fija tienen el mismo precio desde noviembre de 2019. “Para el resto de los servicios, el último aumento fue en marzo del 2020 y la inflación a diciembre fue del 30%”, agregaron. Los planes de conectividad inclusiva de Telecom alcanzan a 600.000 clientes y más de 700.000 clientes mantienen sus servicios aún cuando tengan hasta siete facturas impagas, detallaron. “Nos ocupamos de la población más vulnerable desde el comienzo de la cuarentena”, señalan.

“Los números hablan por sí solos y son conocidos por las autoridades. Un aumento del 5% no nos permite seguir trabajando como lo hicimos hasta ahora. El sector de las telecomunicaciones es uno de los sectores más competitivos, con mejores posibilidades de generar empleos de calidad, exportar divisas, atraer inversiones y mejorar las condiciones de competitividad de toda la economía del país. Eso fue posible gracias a la inversión privada, con fondos propios de la empresa y con financiamiento internacional, basado en la performance y la confianza demostrada por Telecom Argentina desde 2016 a la fecha”, afirmaron.

“Si este es el camino que el Gobierno elige para el sector de la industria TIC, será también el de las oportunidades perdidas”, concluyeron

 Más reacciones

 “Luego de un año con una inflación superior al 30% y una revaluación del dólar (oficial) de 39%, el ajuste de precios del 5% autorizado por el gobierno no es un ajuste técnico que considera la evolución de los costos en pesos y en dólares”, dijo el consultor Enrique Carrier, en Twitter. “Es un ajuste político, pensando más en la tasa de inflación que en la viabilidad de una infraestructura clave. Confirma lo que siempre se creyó: no hubo un análisis serio de los costos de operar ni de los precios a regular”, sentenció.

“El  @ENACOMArgentina trazó un curso inexorable que provocará un ‘apagón digital en cámara lenta’ en todo el país. Las empresas grandes podrán aguantar un tiempo trabajando a pérdida antes de degradar sus servicios, pero las pymes TIC se irán fundiendo y desaparecerán”, dijeron, a su vez, desde la Unión Argentina de Proveedores de Internet (UAPI).

“Un control de precios por parte del Estado que no contempla la situación y estructura de costos de los diferentes tipos de operadores pone en riesgo de subsistencia de muchas pymes y cooperativas que prestan servicios de conectividad a internet en la mayoría de las localidades del interior del país, ya que la fijación arbitraria de precios y porcentajes de aumento sin un análisis pormenorizado y criterioso de la estructura de costos, como la que se ha hecho en forma inconsulta y a las apuradas, obliga a los ISPs a vender a pérdida, porque no es un dato menor que es una industria en la que la gran mayoría de los costos son en dólares (equipamiento, redes y conectividad mayorista)”, dijeron, el viernes, desde la Cámara Argentina de Internet (Cabase).