Los salarios acumulan 31 meses consecutivos con caídas reales

1 de diciembre, 2020

Los salarios acumulan 31 meses consecutivos con caídas reales

Hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicó el Indice de Salarios de septiembre, que registró un aumento de 2,5% respecto a agosto en el caso de los registrados (públicos y privados). Además, en el acumulado de los 12 últimos meses avanza 30,5%.

A su vez, el Indice de Salarios total, que incluye a los no registrados, verificó un incremento de 2,5% en septiembre respecto de agosto, como consecuencia de la mencionada suba de los salarios registrados de 2,5% y un aumento en los salarios del sector privado no registrado de 2,3%. Así, ese índice mostró un crecimiento de 31,8% en los últimos 12 meses, como consecuencia de la suba del 30,5% del total registrado y de 37,6% del sector privado no registrado. Entre los registrados, la suba fue 32,4% en el sector privado y de 27,2% en el sector público.

En septiembre, la infación fue de 2,7% y la acumulada ascendió a 36,6%. Es decir, los salarios perdieron ante la inflación.

Segun estimaciones de Martín Kalos, el salario “promedio” subió 31,8% interanual, pero en términos reales, acumulan 31 meses consecutivos de caída interanual. En concreto, desde que “pasaron cosas” a comienzos de 2018. Hoy, el salario promedio está 2,4% debajo versus septiembre de 2019; 9,1% más bajo que en igual mes de 2018; 19,9% menor que en igual mes de 2017 y 20,5% abajo contra 2015.

“En los últimos meses del año no esperamos que haya una considerable mejora en los salarios reales. La importante aceleración de los precios en octubre y los altos registros que se esperan para noviembre y diciembre, sumados a un mercado laboral que aún se encuentra deprimido por  la incertidumbre y las restricciones operativas de la pandemia, permiten pensar que el ajuste en el mercado de trabajo seguirá siendo principalmente vía precios. Esperamos que 2020 finalice con caída de los salarios reales por tercer año consecutivo. Mirando al 2021 se prevé una recuperación de la actividad de menos de la mitad de la caída registrada en 2020, desempleo elevado, poca certidumbre respecto a la consolidación de la recuperación de la actividad y una inflación que está navegando en 3,5%-4% mensual aún sin descongelamiento de precios y tarifas, situación que no presenta perspectivas muy optimistas para la recuperación del salario real”, dijeron desde LCG.