Paro en todos los puertos del país: se espera la intervención del Ministerio de Trabajo

1 de diciembre, 2020

Paro en todos los puertos del país: se espera la intervención del Ministerio de Trabajo

“A partir del martes 1° de diciembre a las 06:00 AM daremos comienzo a un paro en todos los puertos del país en el marco de un plan de lucha hasta que se cumplan nuestras reivindicaciones. La medida, establecida en conjunto por la URGARA y la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA), se decidió en el marco de la falta de respuestas por parte de las cámaras patronales CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina), CEC (Centro Exportador de Cereales), Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), Cámara Industrial de Aceites Vegetales de Córdoba (CIAVEC), Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) y las empresas que representan”, anunciaron ayer a la tarde desde la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la Rep. Arg. (URGARA).

“Los empresarios se negaron a discutir a lo largo de 2020 los salarios del sector. Luego de dos conciliaciones obligatorias y dos voluntarias continúan dilatando la recomposición que reclaman nuestros compañeros. Mienten tratando de confundir con aumentos y sumas que otorgaron en la revisión del periodo pasado. Para este periodo no ofrecieron nada. Solo intransigencia, dilación y amenazas de castigar al gremio y a los trabajadores. No somos obstruccionistas ni intempestivos. ¿Cómo podríamos serlo luego de esperar cinco meses por un aumento que no llega? Los trabajadores ejercen su legítimo derecho a reclamar y manifestar su malestar”, agregaron los trabajadores en un comunicado.

“Manifiestan que ponemos en riesgo la seguridad de las terminales y nada dicen de que, por su desidia y negligencia, fallecieron cinco compañeros en los últimos cinco meses. De eso no hablan y se niegan a discutir la modificación al CCT donde planteamos la reducción de la jornada laboral, en ámbitos insalubres y peligrosos como puertos y acopios. Esto quedó tristemente demostrado en informes elaborados por nuestro Departamento de Seguridad e Higiene y entregados al Sr. Ministro de Trabajo que dan cuenta de los accidentes y víctimas fatales producidas por no contar con los métodos adecuados de seguridad en sus entornos laborales donde llevan adelante jornadas de más de 12 horas”, añadieron y se deslindaron del impacto de la medida de fuerza sobre el ingreso de dólares en un momento de estrés cambiario: “La exportación no la para el trabajador, la para el sector empresario con actitudes mezquinas y perjudiciales para el país, privilegiando solo sus intereses y no los de todos los argentinos”.

La respuesta de CIARA

Tras el anuncio del paro, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) expresó que las “demandas gremiales son incumplibles y no tienen forma de ser atendidas”, y que del reclamo de un bono anual, con un aumento del 176%, “no existe registro alguno de un pedido similar en ninguna actividad económica en la historia del país”.

“Las medidas de fuerza de los gremios afectan a todos los puertos y plantas aceiteras en el país lo que pone en riesgo la producción para consumo interno así como la exportación clave del país (la harina de soja es el primer producto argentino de venta al exterior), pero los paros e interrupciones de actividad solo perjudican al sector en su conjunto, que reduce los ingresos para todos, y además le hacer perder a Argentina su participación en el mercado mundial. La extrema medida se ejecuta mientras el Gobierno necesita el ingreso de divisas para fortalecer sus reservas y así garantizar el normal funcionamiento la economía nacional”, agregaron en el comunicado.

Las empresas del sector agrupadas en CIARA señalaron que, si la demanda fuese atendida, implicaría que la industria debería endeudarse en más de $1.000 millones para pagar el “estrafalario bono”.

CIARA, señaló, ha propuesto a los sindicatos ajustar los salarios por inflación vencida hasta agosto de 2021, mes a mes, lo que garantiza que ningún trabajador pierda poder adquisitivo, tal como lo establece la Constitución.

Adicionalmente, CIARA propuso otorgar a todos los trabajadores un bono anual (para todos, sin diferenciar los que hayan realizado tareas durante la pandemia) y una parte variable adicional para aquellos que prestaron tareas efectivas.

Además, detalló los problemas operativos que generó el 2020. Entre esos factores se ubica la bajante histórica del río Paraná “que ocasionó, durante varios meses, costos incrementales de la carga de buques, retrasos, varaduras y castigos de precios a los productos argentinos”.

“Más allá de todos estos problemas objetivos, la industria otorgó a comienzos de la pandemia un incremento salarial del 25% para ser revisado una vez que la inflación medida por el Indec superara ese porcentaje. Los sindicatos aceptaron ese criterio pero cuando se abrieron las revisiones pusieron sobre la mesa nuevas demandas, con datos de inflación irreales, y pedidos de bonos especiales extravagantes, superiores al 176%”, dijeron desde CIARA.

“La propuesta empresarial atiende plenamente la inflación estimada para el año y brinda garantías reales y constitucionales, para que ningún trabajador pierda poder adquisitivo. Por eso, hacemos un llamamiento a la comunidad aceitera a mantener sus actividades normalmente. La realidad nacional nos impone la necesidad de seguir trabajando día a día”, expresó Gustavo Idígoras, presidente de CIARA.

El salario conformado mensual del empleado aceitero es actualmente superior a los $100.000 para los recién ingresados, considerando los adicionales más usuales en el sector. “La agroindustria exportadora siempre garantizará que no haya pérdida de salario en relación con la inflación para ningún trabajador del complejo agroexportador, pero es inaceptable que algunos sindicalistas presionen por bonos impagables, absolutamente desconectados de la realidad nacional”, agregó el ejecutivo.

“Toda medida de fuerza contra los puertos es hoy una acción contra el país.  Pretendemos que ambos gremios vuelvan a la mesa de negociación, con un reclamo realista. No es el momento de hipotecar el futuro con demandas imposibles”, concluyó.

Paro en todos los puertos del país: se espera la intervención del Ministerio de Trabajo

Se descuenta que, una vez lanzada la medida de fuerza, las autoridades del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social dictarán la conciliación obligatoria ante la urgencia por evitar un taponamiento de la principal fuente de divisas que tiene la economía. “Pero en el mientras tanto, con tanto tira y afloje, los productores y acopios que tienen que enviar camiones a puerto –en plena cosecha de trigo y cebada– tienen que andar haciendo malabares para poder completar las gestiones logísticas y comerciales planificadas”, señaló el portal Bichos de Campo.