El mercado espera más inflación en Brasil

14 de diciembre, 2020

El mercado espera más inflación en Brasil

Según la mediana de las proyecciones de los analistas del mercado a los que consulta semanalmente el Banco Central de Brasil para elaborar el Informe Focus, el Índice de Precios al Consumidor Amplio cerraría el año con una suba de 4,35%, más de un punto por encima de la estimación de hace un mes y por encima de la tasa central de la meta de inflación. Se trata de la decimoctava suba semanal consecutiva  de ese pronóstico, pero  se espera  una desaceleración de la tasa de inflación en 2021.  A su vez, el mercado prevé que la tasa Selic subirá desde el 2% actual hasta 3% en 2021 mientras que estima la cotización del dólar en  5,20 reales a fin de este año y a 5,03 cuando finalice el próximo, cerca de su valor actual por lo cual espera una leve devaluación de la moneda brasileña.  Es un pronóstico que se sostiene en la tendencia bajista que muestra el dólar frente a una canasta de monedas relevantes. 

En cuanto al nivel de actividad, para los analistas el PIB caería 4,41% este año y se expandiría 3,50% el que viene.  Por otra parte, la producción industrial se contraería 5% en 2020 y se recuperaría en la misma magnitud en 2021. Por otra parte, el Banco Central publicó hoy su índice de actividad que registró una suba de 0,86%, ligeramente por debajo de lo esperado por los analistas. La economía brasileña creció 7,7% en el segundo trimestre del año, pero como señaló hoy en su informe OCDE todavía está 4,1% debajo de su nivel previo  a la pandemia.    

Las proyecciones para el frente externo se mantienen estables con un superávit comercial estimado para este año de de US$ 57.600 millones y de US$ 56.500 millones en 2021. Los mayores cambios con relación a este  año se darán en el plano fiscal dado que el desequilibrio primario pasaría de 11,5% del PIB a 2,9% mientras que el nominal lo haría 15,3% a 7% como consecuencia del recorte de los programas de asistencia a los que obligó la pandemia y a una mayor recaudación asociada al incremento de la actividad.   

Una economía en expansión y con el real devaluándose es un escenario muy favorable para aquellos países, como Argentina, que tienen en Brasil a un socio comercial relevante.