Kulfas: “El Presidente nos pidió ser muy rigurosos en los controles de precios”

18 de diciembre, 2020

Kulfas: "El Presidente nos pidió ser muy rigurosos en los controles de precios"

Los comercios que venden materiales para la construcción y los que ofrecen electrodomésticos, tanto en locales como a través de venta online, deberán informar los precios de sus productos a diario. Así lo estableció la resolución 678/2020 de la Secretaría de Comercio Interior.

La norma destacó que “es deber del Gobierno garantizar los derechos esenciales de la población y su goce efectivo”, y remarcó que resulta “un interés prioritario asegurar el acceso equitativo sin restricciones a bienes básicos, como aquellos materiales esenciales y de mayor demanda en el sector de la construcción”.

Además, indicó que “en igual medida, resulta necesario garantizar dicho acceso a los electrodomésticos que resulten esenciales en la cotidianeidad doméstica para los consumidores”.

“El adecuado funcionamiento del mercado tiene como pilar fundamental que la información sea clara y se encuentre disponible para las y los consumidores en todo momento, y que los proveedores de bienes y servicios la brinden en forma amplia y accesible”, puntualizó.

En consecuencia, sostuvo que “resulta necesario incorporar al Sistema Electrónico de Precio Argentinos (SEPA) a los materiales esenciales y de mayor demanda en el sector de la construcción así como también a los electrodomésticos esenciales”.

Precisó que esta medida se tomó “a fin de ampliar el acceso a la información por parte de las y los consumidores e incentivar la competencia entre los distintos agentes del mercado encargados de su comercialización”.

“La obligación de informar alcanza a las grandes empresas que comercialicen estos productos al por menor, no obstante, el resto de los comercios puede informar también voluntariamente”, explicaron desde Comercio Interior.

Asimismo, la resolución señaló que “dado el desarrollo vertiginoso que ha experimentado el comercio electrónico recientemente y toda vez que la información suministrada de un mismo proveedor puede diferir con la de los productos que se comercializan en salón de ventas o de manera presencial, corresponde incorporar a las sucursales virtuales o de tipo ‘web’ al régimen informativo”.

La normativa remarco que “la información suministrada rige solo para el día en que fue remitida”, y aclaró que “de no recibirse la misma en un día de actividad comercial, o si ésta se presentara y no fuera validada por el sistema, no se publicará ningún dato del punto de venta para el día en cuestión, siendo el comercio pasible de las sanciones correspondientes”.

“Desde su creación en 2016 a la fecha, las grandes empresas que comercializan alimentos, bebidas, productos de higiene personal y limpieza, informan diariamente sus precios a la Secretaría y ésta los pone a disposición de las y los consumidores a través de la página web Precios Claros”, destacaron desde el área que conduce Paula Español.

Remarcaron que “de esta forma, con un sistema de información georreferenciado es posible calcular en qué boca de expendio conviene realizar las compras”. También indicaron que “dada la eficacia que ha mostrado este sistema en la publicidad de precios y de información útil para la compra a las y los consumidores y como herramienta para el monitoreo de precios de venta al público, se extiende su alcance a más productos de consumo masivo: los principales electrodomésticos del hogar y materiales para la construcción”.

La vieja nueva obsesión oficial

La medida, que remite a épocas pasadas, forma parte de una estrategia más amplia del Gobierno, estimulada por una inflación en ascenso. Más allá de la leve baja del IPC de noviembre (pasó de 3,8% en octubre a 3,2% el mes pasado), está claro que la inflación se aceleró y que difícilmente baje de 3% mensual en el corto plazo.

Ayer, el presidente Alberto Fernández sorprendió con su presencia en el gabinete económico y ordenó a los ministros “ser muy rigurosos en los controles” de la evolución de los precios y “evitar la especulación”.

Así lo planteó durante más de una hora de la reunión del gabinete económico en la Casa de Gobierno, oportunidad en que analizó con sus ministros y secretarios “la evolución de los precios en general de la economía y la inflación”, dijo a la prensa el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

El jefe de Estado se manifestó “con preocupación con respecto a diferentes precios, teniendo en cuenta que hubo varios congelamientos este año en el marco de la pandemia, y esto hay que ir normalizándolo de a poco sin que afecte el bolsillo de los argentinos y en relación con la paulatina recuperación del salario real”, detalló Kulfas. No será una tarea fácil, por cierto, porque, más allá de los eventuales ajustes puntuales, hay efectos de segundo ronda. La suba de la nafta, por ejemplo, termina impactando en otros costos de la economía luego.

“El Presidente ordenó ser muy rigurosos en los controles y evitar la especulación, porque está claro que la economía está mejor y se está reactivando en muchos sectores como en la industria, la construcción y la agroindustria, pero todavía hay otros que están golpeados”, afirmó.

Para el ministro de Desarrollo Productivo, la preocupación del Presidente es “que no quede la sensación de que la economía se está recuperando y está todo funcionando bien porque no es así”. Y explicó: “Tenemos un arrastre importante en niveles de desempleo y pobreza que tenemos que reducir y, en ese sentido, es clave el tema de los precios y evitar prácticas especulativas”.

Además de Kulfas, estaban el jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero y los ministros de Economía, Martín Guzmán; Trabajo, Claudio Moroni; Transporte, Mario Meoni; Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi. También participaron el presidente del BCRA, Miguel Pesce; la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el secretario de Energía, Darío Martínez y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

En esa misma línea, esta semana se reglamentó la Ley de Góndolas. El miércoles, precisamente, Cafiero se reunió con 22 intendentes del GBA para avanzar en un trabajo coordinado para que se cumpla la ley que regula la oferta en las góndolas. Además, según informaron desde Casa Rosada, los intendentes se comprometieron a controlar el stock y abastecimiento de la canasta navideña y los cortes parrilleros durante los próximos días (que estarán disponibles desde el sábado), así como el cumplimiento de Precios Cuidados y Precios Máximos en sus distritos.